2018 – Una vendimia para viticultores y enólogos

Hola como siempre, para San Mateo me gusta postear algo sobre la vendimia que nos ocupa. Alguno dirá, “Muy bien, cuando se le ven los huevos, es macho”. Pero como suelo apuntar, Septiembre es el que corta el bakalaó, por lo que no es necesario jugar a ser Rappel desde Julio.

Después de un otoño-invierno de sequía absoluta, que hizo peligrar hasta el agua  de boca, nos vino una primavera con un inicio de verano donde se puso a llover como no nos acordábamos. La viña, en general, broto muy lenta y muy cargada de racimos, retrasándose la floración. Las lluvias y tormentas se prolongaron hasta finales de Julio, con alguna que otra granizada, por lo que el mildiu hizo su aparición, si bien no ocasiono muchos daños dada la profesionalidad de nuestros viticultores en el uso de fungicidas. Que este año la uva se preveía cara, así que no se escatimo en gastos.

Con esta situación, el envero retraso sus fechas habituales hasta 4 semanas en muchas parcelas. La viña, con reservas suficientes de agua y un Agosto benigno, llevo su abultada cosecha para delante e incluso igualo algo el retraso de cosecha existente en las viñas más equilibradas de carga.

Ahora Septiembre la está terminando de liar, temperaturas por encima de los 30ºC, con noches templadas y salpicado con varias tormentas violentas y caudalosas. Cualquier aficionado a la micología nos diría, “Este año, huele a setas”.

Así estamos, la maduración esta muy tardía para lo acostumbrado en estas fechas, algunos agricultores han optado por tirar toneladas de uva al suelo, aun de forma tardía, pero muchas viñas siguen muy cargadas y la botrytis llama a nuestra puerta, máxime vista la experiencia de como se ha cebado en el Sur de la península.

Nos viene una vendimia, de andar listos para los recados; los viticultores deberán de mantener nervios de acero y seguir las pautas de los enólogos, que deberán estar muy al tanto de la situación de cada viñedo. Hay que intentar cortar las uvas en el mejor momento posible.

Pero como todos los planes no saldrán bien, los enólogos tendrán que enfrentarse con algunas uvas muy “especiales”, son de prever bajas graduaciones y uvas podridas. Así que habrá que echar mano de la tecnología y hacer lo que podamos. Así que junto con los vendedores de fitosanitarios, los de productos enológicos también van a tirar buen año.

Bueno, se me quedan cosas en el tintero: normativa, precios, ventas, etc. Pero los dejo para otro rato, que se acerca la hora del vermut y debemos celebrar el santo, como manda la tradición.

Que no nos pase nada.

 

 

UVAS VINTAGE

Vintage, una palabra muy usada últimamente.¿Pero eso realmente que es?

Vintage (cosecha) es el término empleado para referirse a objetos o accesorios con cierta edad, que no pueden aún catalogarse como antigüedades, y que, como los buenos vinos, se considera que han mejorado o se han revalorizado con el paso del tiempo.

Ya vemos, del vino viene y al vino va. Y es que en las ultimas semanas desborda la temática de uvas olvidadas rescatadas, sus catas y bondades.

Así EVENA, ha presentado en Olite su ingeniosa muestra de vinos OLD-VIDAOS,  una cata de vinos de variedades minoritarias recuperadas, procedentes del proyecto “Cepas Singulares de Navarra”

Cepas singulares de Navarra

 

Por otra parte, Bodegas Torres, ofrecieron en el Salón Alimentaria de Barcelona, una cata exclusiva de vinos experimentales elaborados con variedades de uva ancestrales.

Estas variedades son la forcada, pirene, gonfaus, moneu y querol, localizadas en diferentes lugares de la geografía catalana. Cada una de ellas está ahora plantada de manera experimental en aquellas fincas donde mejor expresan su potencial. Pero para llegar a este punto han sido necesarios más de 10 años ya que cada variedad identificada como Foto asociadaancestral pasa por un largo proceso que implica el saneamiento y reproducción in vitro, reproducción en invernadero, adaptación al campo, microvinificaciones para determinar su potencial, y finalmente el registro en los organismos pertinentes en el caso de confirmarse el interés enológico.

Variedades Ancestrales

Y así podríamos seguir por toda la geografía vitícola patria, Andalucia, Rioja, Castilla y León y un largo etc. Les dejamos un resumen en el siguiente archivo descargable: Variedades Minoritarias de españa

Nosotros también hemos hecho nuestros pinitos:

Cata de variedades minoritarias de Elvira.

Cata de vinos de variedades minoritarias de Aitzol.

foto asociadaAunque, mas allá de modas, marketing, noticias taberneras y filosofías medioclimáticas, habría que tener en cuenta que esas variedades se dejaron de cultivar y fue por algo.

Recuerdo de niño, en los viñedos viejos de mi padre cuando le ayudaba en las faenas, siempre había un corro, una cabezada en la que había cepas raras, diferentes (Migelete, Garnacho francés, Teta y vaca, Cojón de perro, Calagraño, Miguel de Arco, Garnacha rolla, etc.) y el comentario siempre era el mismo: “coge algún racimo para llevar a casa para comer, pero para hacer vino no son buenas …..”.

Bueno, siempre están las mezclas. Mientras tanto, tenemos cosas nuevas por probar.

 

Jurasic Vitis

La Fundación Vivanco para la Cultura del Vino investiga el ADN de semillas de vid milenarias halladas en su yacimiento arqueológico de San Bartolomé de La Noguera, en Tudelilla. La investigación, en la que colaboran el Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino, el CSIC y el Gobierno de La Rioja y las Universidades de La Rioja y Manchester, pretende averiguar qué variedades de uva se utilizaban en Rioja hace dos milenios.

El estudio arqueológico de los restos sólidos atestigua que desde el año 1 a. C., en época del Imperio Romano, el Cerro de San Bartolomé albergaba una intensa actividad agrícola y vitivinícola.

foto asociadaLas semillas encontradas con dos mil años de antigüedad han sido ya enviadas a la Universidad de Mánchester, especializada en el estudio de ADN antiguo de restos vegetales, para su análisis.

La clave reside en si el equipo de investigadores británico podrá extraer el suficiente ADN de las semillas, algo que se conocerá en un par de meses. «En caso positivo, se podrían conocer los materiales vegetales, variedades, utilizados en la época romana, así como información sobre las migraciones que se desarrollaron desde la caída del Imperio Romano y de las posibles fuentes de importación de variedades de vid durante la Edad Media, una a través del camino de Santiago y otra vinculada el movimiento desde el norte de África con la invasión musulmana de la península». En este sentido, la investigación podría confirmar hipótesis sobre el supuesto desplazamiento que estos hechos medievales provocaron en variedades más antiguas que habrían importado griegos, fenicios y romanos u otras posiblemente resultantes de la propia domesticación de esquejes silvestres.

Foto asociadaSólo nos resta clonar ese ADN, reproducirlo en viveros y plantarlo en fincas experimentales, donde podremos comprobar las bondades de la antigua variedad, que lo más seguro será una castaña.

Pero para entonces, habremos copado ya muchas páginas de prensa y otros medios de comunicación y le habremos puesto nombre; espero que uno fácil. ¿Que tal? Vitis Tudelillensis rōmānus”, es que el de “Jurasic Vitis” le queda un poco antiguo.

O ¿Quién sabe?. A lo mejor tenemos ahí la respuesta al cambio climático en el viñedo.

Viñedo y cambio climatico

La mayor parte de la comunidad científica, ratifica que el cambio climático no se sustenta solo con la percepción de que ahora estemos atravesando un periodo de sequía en buena parte de España o de que cada vez sea más fácil cultivar viñedos en países más septentrionales como Dinamarca o Finlandia. Si no, en la subida de la temperatura media en los últimos 50 años, en la desglaciación de los polos y en la subida de mares y océanos.

No es nuevo que el viñedo regrese a Inglaterra o a zonas más altas, ya que, en la época romana, su cultivo era frecuente. Ni siquiera la sequía, pues algunos autores romanos hablan de un periodo superior a los 30 años de escasez de agua y malas cosechas en el centro de España.

Sin embargo, sí es momento de tomarse en serio el cambio climático y su repercusión en el viñedo porque hay importantes áreas españolas, especialmente en Castilla-La Mancha, donde la vid es el árbol más numeroso y la principal fuente de lucha contra el CO2.

Según nos informan recientemente, podriamos encontrar alguna alternativa en los nuevos portainjertos VCR.Foto asociadaLa Universidad de Milán ha licenciado, después de más de 10 años de experimentación, cuatro nuevos portainjertos. Los estudios agronómicos y enológicos realizados para llegar a este resultado han permitido recabar interesantes informaciones tanto sobre estos nuevos portainjertos como acerca de los seis de los más difundidos portainjertos comerciales comparados.

Foto asociada

En esta linea de actuación, se encuadran también la investigación sobre riego deficitario controlado para seleccionar las prácticas de cultivo más adecuadas a las condiciones edafoclimatológicas de Extremadura.

Teniendo en cuenta que el microbioma bacteriano que se instala en las raíces depende del tipo de portainjerto, independientemente de la variedad cultivada para la producción de uvas. En plena “voragine” de las enfermedades de la madera y sabiendo que el microbioma bacteriano de la raíz es muy importante para la protección de la planta y de sus frutos frente a parásitos y patógenos, y para su nutrición y la calidad final de la uva, tal vez podamos encontrar alguna luz al respecto jugando con los nuevos portainjertos.

2017. Año de cambios.

Bueno, vamos a acabar el año, iniciando con este post la nueva plataforma de OENOPEDION, aun con muchos fallos y a falta de muchos retoques, pero lista para dar candela.

No cabe duda que el 2017, ha sido un año crucial en el futuro del Rioja, ya que se ha dado forma y solución a muchos planteamientos y debates que llevaban muchos años en el candelero y no pasaban de ser conversaciones de bar.

Por primera vez en sus casi cien años de historia como denominación de origen, Rioja se marcó una diferenciación real de vinos más allá de los tiempos de estancia en madera o en bodega de los vinos. Entre las nuevas categorías, destacaríamos la figura de Viñedo Singular que aporta unas garantías de calidad notablemente superiores a las del conjunto de Rioja.

También se regulan los Vinos de Pueblo, que existir siempre existieron, que habría sido esta vida, sin poder discutir con los del pueblo de al lado quien tenía el mejor vino. Una propuesta válida, que posiblemente nos haga olvidar las también polémicas subzonas y que por el momento, ha silenciado a los sectores segregacionistas alaveses, al menos por un tiempo, “la cabra tira pal monte”. Menos mal que nos queda el 155.

Esa ha sido la parte más divertida del año, lo de cambiar Rioja Baja por Rioja Oriental, a quién se le ocurre, si a los que somos de aquí, nos nombras oriental y nos ponemos a pensar en chinos. Yo sólo veo el cambio si a la Rioja Alta la cambiamos por Occidental. En fin, el nombre de la subzona, mas o menos afortunado, ya esta implantado y el que no entienda que lo de Baja, es porque el Ebro va para abajo, pues peor para el. Aunque a algunos sectores les ha gustado mucho el nombrecito y ya le están sacando partido.

Se aprueba también, la elaboración de Espumosos de Rioja, ya no serán Cava y no habrá que mencionar el término, aunque yo siempre los he llamado Champán, para no tener que hacerlo.

Otra buena noticia ha sido, la congelación de  las plantaciones para el año 2018, hasta que no sea justo y claro el reparto de las autorizaciones de plantación y se conozcan las verdaderas necesidades del sector, máxime con los nuevos cambios incorporados.

El tiempo también nos dio mucho que hablar, 2017 ha sido un año de plagas bíblicas, agroclimáticamente hablando, con su sequía y sus heladas ha vuelto a hacer recordar lo que supone la escasez de uva (después de haberlas tirado al suelo el año anterior). Escasos y buenos vinos del 2017, que tendrán problemas para reflejar sus costes, sobre todo en caso de los vinos jovenes, en los canales de comercialización. Por el momento los viticultores de Rioja Alta se asocian, para defender sus intereses frente al resto de la Rioja. En el fondo, es que les ha debido sentar mal que no helara en Rioja Baja.

En fin, muchos frentes abiertos para el 2018.

Buen Vino para el que lo merezca, y abundante.