Autorizacion de plantación

CAMBIO REAL O MAQUILLAJE DEL LÉXICO.

FOTO SAOCIADAEl nuevo sistema de autorizaciones de plantación del viñedo, que sustituirá al actual régimen de derechos de plantación, acordado por la Unión Europea en la Reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de 2013, establece un nuevo régimen de autorizaciones de plantación, que según la Administración permite continuar con una limitación de la producción y asegurar un crecimiento ordenado de las plantaciones de vid, en sustitución de la liberalización de plantaciones acordada en 2008, que las organizaciones agrarias y denominaciones de origen denunciaron rotundamente.

Así, el nuevo sistema de autorizaciones entrará en vigor el 1 de enero de 2016, con duración hasta el 31 de diciembre de 2030. A partir de esa fecha sólo se podrá plantar viñedo con autorización y estas autorizaciones, a diferencia de los derechos, no serán transferibles.

Las autorizaciones se podrán obtener bajo tres circunstancias: a través de la conversión de derechos de plantación en poder del agricultor a 31 de diciembre de 2015, del arranque de un viñedo y mediante la concesión de un cupo de superficie de viñedo para realizar nuevas plantaciones, que se ofertará anualmente.

El Ministerio de Agricultura ha planteado una propuesta de Real Decreto por el que se regula la conversión de derechos de plantación de viñedo en autorizaciones. Este se tramitará de forma urgente, y con antelación al Real Decreto general que va a regular el sistema de autorizaciones, con el objeto de que el sector conozca cuanto antes, y con suficiente antelación, tanto el procedimiento como los plazos para poder planificarse.

La ventanilla para solicitar las conversiones se abre el 15 de septiembre de 2015 conforme a la normativa comunitaria y, dado que el reglamento permite al Estado miembro posponer la fecha de finalización de solicitud de conversiones, desde el 31 de diciembre de 2015 al 31 de diciembre de 2020, el Ministerio ha propuesto que sea el 31 de diciembre de 2020.

El objetivo es permitir la planificación empresarial para los viticultores con derechos en cartera, y evitar la concentración de plantaciones en los tres primeros años de aplicación del régimen de autorizaciones. Se han tratado también los distintos elementos que habrán de ser tenidos en cuenta en el diseño del sistema que regule la concesión de las nuevas autorizaciones dentro del nuevo cupo anual.

Asimismo, en el borrador de Real Decreto se modifica la normativa sobre tramitación de transferencias y cesiones de derechos, cuya autorización corresponde al Ministerio, ampliándose la fecha límite de presentación de solicitudes para este tipo de transferencias en la última campaña, antes de la desaparición de los derechos. El Ministerio insiste en que “el sistema que se diseñe sea objetivo y no discriminatorio, coherente con el sector vitivinícola, sencillo, y de fácil aplicación”.

La ley de mejora de la cadena alimentaria

Visto el título de la ley, parece que tratará sobre quién se come a quién y asuntos similares y efectivamente sobre eso trata.

foto asociada

Según esta Ley, es obligatorio formalizar contratos por escrito con un productor primario con motivo de la entrega de productos agroalimentarios no transformados, salvo que éstos se abonen al contado. Dichos contratos deberán recoger, entre otras cuestiones, el precio de la uva, con expresa indicación de todos los pagos, incluidos los descuentos aplicables. Además, el precio podrá tener una cuantía fija y una cuantía variable que se determinará en función de factores objetivos y verificables, abonándose a partir de su determinación. Advierte además de las sanciones por no formalizar contratos escritos u obviar los requisitos mínimos pueden alcanzar los 3.000 euros, llegando a alcanzar los 100.000 euros en el caso de incumplir los plazos estipulados para el pago.

Los sindicatos agrarios  afirman que una parte importante de las bodegas vitivinícolas están incumplimiento de forma sistemática la Ley, en lo concerniente a la formalización de contratos escritos antes de la entrega de la uva y el cumplimiento de los plazos de pago. El responsable vitivinicola de COAG, ha dicho   “Es necesario acabar con la indefensión del viticultor y esa rémora del pasado por la que el productor entrega su producto sin saber a qué precio se lo van a pagar ni cuándo.”

En Rioja, la UAGR emplaza a la Interprofesional a que impulse que la compra-venta de uva en la DOC Rioja se haga mediante contratos con precio y plazo de pago, y que dichos acuerdos sirvan para la creación de un Observatorio de Precios fiable.

foto asociada

La realidad, es que este cambio de hábitos va a resultar muy difícil, las bodegas llevan lustros, esperando a ver por donde sale el sol antes de apalabrar las perras, proponiendo medias de cooperativas y dando largas, hasta ver claro la evolución de los mercados y la calidad de los caldos. Por otra parte, el viticultor persiste temeroso de apretar las tuercas de sus compradores habituales, con lo que los cambios van para largo. Pero los grandes cambios dependen de pequeñas iniciativas, a veces incluso ínfimas.

«Los contratos son la clave para que desaparezcan operadores no deseables»

“Bodegas y viticultores de Rioja marcan un precio para las uvas de 2014”

Os emplazo también a leer este interesante artículo:

“El pago de la uva”

El cosechón. Volvemos a las andadas

Después de unos días de abandono del blog, me he puesto a leer post recientes en la red, que creo que invitan a la reflexión.

Vista y sentenciada la cosecha de uva que se nos avecina, el Consejo Regulador de la D.O. Calificada Rioja ha aprobado las ‘Normas de Campaña’ para la vendimia 2014, en el cual se ha establecido un rendimiento máximo amparable de 6.825 Kg. por hectárea para variedades tintas y de 9.900 Kg. por hectárea para variedades blancas, con un rendimiento de transformación uva-vino en las elaboraciones máximo del 70%.

Medidas evidentemente escasas a la producción existente, salvo que la climatología las equilibre, y a las que se opuso UAGA, EHNE y UAGR, que apuestan por mantener rendimientos del 100% para la presente campaña. En fin para que producir tanto, cuando se puede vender una botella de vino a 17.000 €.

Por otro lado tenemos  a la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha solicitado a los consejos reguladores de las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas del vino su «colaboración activa para seguir potenciando la apuesta por la calidad, el equilibrio entre las producciones y las demandas de los mercados, y la búsqueda de las variedades que demandan ahora mismo los consumidores a nivel mundial».

La consejera expuso que la consejería de Agricultura trabaja intensamente con el sector para «buscar soluciones a corto, medio y largo plazo» que permitan equilibrar las producciones de vino en función de las demandas de los mercados. Entre las medidas que se están analizando, destacó Soriano la necesidad de activar mecanismos de colaboración con las DO e IGP para garantizar que los viticultores adscritos a ellas cumplen con los rendimientos fijados.

Como bien explica en su blog, Salvador Manjón, ” sobre los términos en los que se ha aprobado la destilación con fines industriales (bioetanol), mediante la cual serán retirados del mercado un volumen de hectólitros suficiente (máximo 4 millones) para mejorar y estabilizar su funcionamiento, lo primero que se puede decir es que se trata de una retirada del mercado de una producción que nunca debería haber llegado a él. No por una cuestión de que la producción esté muy por encima de nuestras actuales posibilidades de colocación, que también, sino porque, claramente, su calidad no resulta aceptable”.

Así lo remata, mi buen amigo, Javier Escobar: Porque “vender, vender y vender” no es llenar el maletero de muestras y carretera y manta. Es fijar unas condiciones de calidad al producto, es fijar una estrategia de branding global, es fidelizar al cliente, es renunciar a una parte de beneficio de hoy pensando en mañana, es usar con cabeza las herramientas de marketing…En fin, hay expertos en ello. En lugar de ir a papá Estado –que ha dado calabazas-, habrá que consensuar rendimientos, grados, calidades y actuar en consecuencia, penalizando al que no llega y bonificando al que cumpla.

El Tribunal de Cuentas de la UE critica duramente las ayudas a la inversión y promoción del sector vitivinícola, poniendo en duda su “necesidad”

Cosechones: han venido para quedarse

Nuevos aires para los graneles

La consolidación de la internacionalización de la World Bulk Wine Exhibition (WBWE), que acaba de cerrar las puertas de su V Edición en Ámsterdam, es una buena muestra del magnífico momento que vive el vino a granel en todo el mundo.

Allí se negociaron alrededor de 3000 millones de litros, una oferta más o menos similar a la capacidad de compra de los alrededor de 2.000 agentes que se han desplazado hasta la capital holandesa para realizar operaciones.

Paralelamente se celebró el III Concurso Internacional de Vinos a Granel. A juicio del Jurado, el nivel medio de las 72 muestras presentadas superó con creces el nivel exigido para la medalla de plata al situarse en 83,49 puntos. Llevaron ventaja los elaboradores del Nuevo Mundo en los vinos de la cosecha 2013, ya que sus vendimias se realizan entre los meses de enero y marzo, mientras Europa, en un año atípico, ha visto retrasada su recolección en algunos casos, hasta un mes y medio.

Superioridad de los vinos chilenos y australianos sobre todos los demás en las puntuaciones, sólo Italia ha obtenido cinco medallas, las mismas que Chile, aunque en algún caso con vinos especiales o crianza. Solo una excelente mistela tinta de Mamerto de la Vara, empresa ubicada en la localidad valenciana de Cheste, ha conseguido el galardón de Medalla de Oro, puntuación únicamente superada por un magnífico cabernet sauvignon de la bodega chilena Finca Las Mercedes que, a juicio del jurado, mereció los 96 puntos sobre 100 necesarios para obtener la Gran Medalla de Oro. 26 vinos quedaron fuera de la entrega de premios por superar el máximo permitido por las normas de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

La Organización Mundial de Aduanas acepta la propuesta de la OIV: Los vinos en recipientes de entre 2 y 10 litros no se considerarán a granel.

La Organización Mundial de Aduanas (OMD por sus siglas en francés) ha aceptado la enmienda que realizó la OIV para modificar la nomenclatura estadística de los vinos a granel. Una vez que sea aprobada finalmente por el Consejo de la OMD los vinos en recipientes de entre 2 y 10 litros de capacidad no tendrán la consideración estadística de vino a granel.

Así, se incluirá una nueva subpartida arancelaria, la 2204.22 para los envases de una capacidad superior a los 2 litros, pero inferior a los 10 litros. Actualmente, la partida 2204.2 incluye dos subpartidas, la 2204.21 que identifica el vino en recipientes de capacidad inferior a los dos litros y la 2204.29 que identifica a los vinos en contenedores de capacidad superior a dos litros, lo que se denomina generalmente como vino a granel. Según la OIV, con la nueva subpartida 2204.22, los productos en envases de hasta 10 litros tendrán la consideración de producto envasado y no de granel.

La nueva definición “permitirá una mayor transparencia y claridad en las estadísticas y su análisis por parte de sector, para conseguir una información más cuidada y una mayor trazabilidad de estos productos por todo el mundo”.

La OIV destaca que la exportación mundial de vino a granel ha experimentado incrementos muy importantes en los últimos años (37 Mhl en 2012). Por tanto, existe la necesidad de identificar correctamente el vino que realmente se envía a granel, de aquel que se sirve al consumidor en recipientes de más de dos litros de capacidad (los bag-in-box, por ejemplo). Así se lograrán estadísticas más fiables tanto para los mercados internos, como para el mercado exterior.

No hay vendimia, así que ….. a los San Mateos

Y es que este año, como ya sabemos, las uvas se hacen de rogar.

En estos momentos la vendimia, se ha iniciado timidamente en las parcelas blancas más tempranas de la DOC Rioja, habiéndose comenzado también la semana anterior el corte del moscatel de Valles de Sadacia y los Chardonays de la Ribera Navarra, lo que confirma al pleno las 3 semanas anunciadas de retraso respecto al año anterior.

Afortunadamente el tiempo ha acompañada este septiembre, e incluso se esperan días propios de Agosto, a mayor esplendor de las fiestas mateas, eso si para el fin de semana se esperan tormentas y podría cambiar el hasta ahora optimista panorama vitícola. Tiempo al tiempo.

También se han movido algunas fichas, que empiezan a marcar la pauta económica de la campaña:

Bodegas El Cidacos, tras la compra en el año 2011 de la empresa por el grupo ruso Ladoga, ha cerrado un acuerdo con varios viticultores de la zona para la compra de algo más de 800.000 kilos de uva a una media de 72 céntimos el kilo de tinta y a un euro el de blanca. Nuevamente parece que el precio de la uva blanca, superará claramente al de la tinta. Vivir para ver.

El grupo bodeguero español Félix Solís acaba de alquilar por cinco años la cooperativa de Murillo. Cuatro millones de kilos de uva garantizados durante los próximos cuatro años, además del uso de unas instalaciones con capacidad para elaborar ocho millones de kilos anuales, es decir, unos seis millones de litros más que podría unir a los diez millones que elabora en la bodega de Fuenmayor baja las marcas de la división Pagos del Rey, exclusiva para denominaciones de origen. Un movimiento importante de concentración, que nos da pistas hacia dónde va el futuro.

United Wineries (antigua Berberana), ha enviado a sus proveedores habituales un aviso, en la que les advierte de que no pagará las uvas de la vendimia del 2013 hasta septiembre del año próximo.

Comunicaciones, todas ellas, de grupos externos a Rioja. Por la parte Riojana, nos encontramos con el tradicional mutismo de la época.

Los representantes de las organizaciones agrarias han subrayado que existe incertidumbre sobre el precio al que este año se pagará la uva de Rioja, aunque han indicado que sería deseable que se situara en una media de entre 75 y 80 céntimos el kilo, frente a la media de 60 percibidos el pasado año.

La vendimia se inicia sin precio y sin plazo de pago para los viticultores.

En la variedad esta el gusto

foto asociadaLa IV Edición de la World Bulk Wine Exhibition (WBWE), que cuenta con el aval de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), volverá a celebrarse por cuarto año consecutivo en la ciudad de Ámsterdam los días 19 y 20 de noviembre.
World Bulk Wine Exhibition nace de la necesidad de ofrecer un punto de encuentro entre compradores y vendedores de vino a granel. El principal organizador es la sociedad española POMONA KEEPERS, S.L. participada por la recién creada GLOBALCAJA, entidad financiera líder en el ámbito de Castilla-La Mancha, junto con otros socios interesados en el desarrollo de la comercialización de vino a nivel mundial.
World Bulk Wine Exhibition se dirige principalmente a:
    – Bodegas productoras en el mercado de vino a granel que buscan abrir nuevos mercados de exportación.
    – A los principales compradores de vino a granel de todo el mundo.

    – A corredores de vino, negociantes, agentes comerciales.
World Bulk Wine Exhibition supone un lugar de encuentro único formado por:
  • Zona de exposición: el espacio protagonista donde los expositores disponen de stands desde los que ofrecer sus vinos a granel de calidad a los compradores internacionales que visitan el encuentro.
  • Silent Tasting Room: sala de cata silenciosa donde los compradores pueden degustar de los vinos a granel de cada una de las bodegas participantes que ellas mismas seleccionen. Cada uno de los vinos se presentará a través de una ficha que incluirá la información más relevante acerca del mismo.
  • Punto de negocios: espacio reservado para las reuniones que surjan durante el encuentro.
  • Ciclo de conferencias: la WBWE también apuesta por la reflexión a través de la programación de ponencias por parte de los expertos que más tienen que decir acerca del sector en este momento.
Si el año pasado las ventas genéricas de vino a granel ascendían al menos al 91%, los datos a junio de 2012 indican que, al menos, el 16,5% del vino vendido por España en este segmento pertenecen a categorías de mayor valor añadido como la denominación de origen, la indicación geográfica y la denominación varietal, que supone ya el 9% y que ha experimentado una subida del precio medio del 32,2% hasta situarse en los 0,45 euros el litro.
“Desde 1975 no había una vendimia tan baja, en los últimos cuatro años, en la Unión Europea se han reducido 270.000 hectáreas de viñedo”. A parte de que la gran mayoría de países productores tienen menos cosecha, estamos ante la cosecha más corta desde hace 37 años en el conjunto de Europa.
De acuerdo al último análisis de la entidad financiera neerlandesa Rabobank, las existencias mundiales de vino se encuentran en su nivel más bajo de la última década. Además, los precios más elevados de la uva y del vino base a granel en muchos mercados sugieren que el sector se encuentra cerca del equilibrio entre la oferta y la demanda.