2017. Año de cambios.

Bueno, vamos a acabar el año, iniciando con este post la nueva plataforma de OENOPEDION, aun con muchos fallos y a falta de muchos retoques, pero lista para dar candela.

No cabe duda que el 2017, ha sido un año crucial en el futuro del Rioja, ya que se ha dado forma y solución a muchos planteamientos y debates que llevaban muchos años en el candelero y no pasaban de ser conversaciones de bar.

Por primera vez en sus casi cien años de historia como denominación de origen, Rioja se marcó una diferenciación real de vinos más allá de los tiempos de estancia en madera o en bodega de los vinos. Entre las nuevas categorías, destacaríamos la figura de Viñedo Singular que aporta unas garantías de calidad notablemente superiores a las del conjunto de Rioja.

También se regulan los Vinos de Pueblo, que existir siempre existieron, que habría sido esta vida, sin poder discutir con los del pueblo de al lado quien tenía el mejor vino. Una propuesta válida, que posiblemente nos haga olvidar las también polémicas subzonas y que por el momento, ha silenciado a los sectores segregacionistas alaveses, al menos por un tiempo, “la cabra tira pal monte”. Menos mal que nos queda el 155.

Esa ha sido la parte más divertida del año, lo de cambiar Rioja Baja por Rioja Oriental, a quién se le ocurre, si a los que somos de aquí, nos nombras oriental y nos ponemos a pensar en chinos. Yo sólo veo el cambio si a la Rioja Alta la cambiamos por Occidental. En fin, el nombre de la subzona, mas o menos afortunado, ya esta implantado y el que no entienda que lo de Baja, es porque el Ebro va para abajo, pues peor para el. Aunque a algunos sectores les ha gustado mucho el nombrecito y ya le están sacando partido.

Se aprueba también, la elaboración de Espumosos de Rioja, ya no serán Cava y no habrá que mencionar el término, aunque yo siempre los he llamado Champán, para no tener que hacerlo.

Otra buena noticia ha sido, la congelación de  las plantaciones para el año 2018, hasta que no sea justo y claro el reparto de las autorizaciones de plantación y se conozcan las verdaderas necesidades del sector, máxime con los nuevos cambios incorporados.

El tiempo también nos dio mucho que hablar, 2017 ha sido un año de plagas bíblicas, agroclimáticamente hablando, con su sequía y sus heladas ha vuelto a hacer recordar lo que supone la escasez de uva (después de haberlas tirado al suelo el año anterior). Escasos y buenos vinos del 2017, que tendrán problemas para reflejar sus costes, sobre todo en caso de los vinos jovenes, en los canales de comercialización. Por el momento los viticultores de Rioja Alta se asocian, para defender sus intereses frente al resto de la Rioja. En el fondo, es que les ha debido sentar mal que no helara en Rioja Baja.

En fin, muchos frentes abiertos para el 2018.

Buen Vino para el que lo merezca, y abundante.

Vendimias Rioja 2016. ¿12,5 % o 14 %?

Pasando de realizar interpretaciones en Agosto (resulta claro y comprobado que no aportan sino confusión), ahora coleando el mes de Septiembre ya podemos ver con claridad la situación de las viñas.

Los datos son muy buenos; la climatología de los últimos días, con temperaturas más frescas y lluvias moderadas, ha condicionado una evolución más lenta de la maduración, que ha permitido alcanzar así un buen equilibrio entre los diferentes parámetros,  con una lenta disminución de la acidez total y una estabilización en el pH, ofreciendo en general un buen equilibrio madurativo con prácticamente ausencia de enfermedades.

Al final, viendo las previsiones de tiempo para los próximos días, un año de lo más clásico, vendimiando para el Pilar pueden entrar muy buenas uvas en bodega, lo que augura muy buena calidad de los vinos de Rioja.

fotp asociada

Ahora viene la pregunta del millón:

¿12,5 % o 14 %?

La moda Parker y los vinos de mascar ya han pasado, muchas uvas perderán mucho caldo y calidad si se esperan a los 14%. Puede ser un muy buen año para vendimiar algunas parcelas con 12% – 13% y llevarlas a buen fin como lo que se vino a llamar “Vinos finos de Rioja”. Contra esta tendencia, más acorde con los mercados internacionales actuales, nos encontramos con unas tablas de pago de bodegas y cooperativas que ponen sus máximos precios a 13,5%-14% con lo que es previsible la llegada de bastantes uvas semidisecadas.

En cuanto a precios, cada uno dirá lo que quiera, pero si juntamos a un viticultor sensato con un bodeguero sensato (haberlos, hailos), ambos coincidirán en que están bien, con margenes para ambas partes. Sobre 1 €uro el Kg de tinta y 70-80 céntimos el Kg de Blanca, los mercados pueden mantenerse e incluso crecer vistas las últimas informaciones:

El precio medio del litro de vino de Rioja exportado mejora en 18 céntimos
 
A nivel nacional, los precios también calentitos. Así Mancha que comenzó la vendimia con precios del año pasado y estables, ha entrado en stress total, con una escalada de precios constante debido a las mermas que ha provocado la sequía de este verano; lo cual puede afectar negativamente con precios del vino al alza, que pueden afectar a las ventas internacionales. 
Vease: Vendimia caliente (y no solo por las temperaturas).

Cuando parece que hay mucha, hay más.

Rioja, vendimia 2015, atípica y temprana donde las haya, este año nos hemos encontrado con la uva cortada para el día del Pilar, cuando otros años se encuentra en su máximo apogeo para esas fechas. Cerrándose la vendimia normal el 13 de octubre en toda la Denominación de Origen Calificada.

foto asociadaEspecialmente temprana, en las comarcas de Rioja Alavesa y Alta, con una maduración casi ‘homogénea’, de forma que las zonas más altas y frescas se han vendimiado con antelación a las bajas y habitualmente más tempranas.

En Rioja Baja, gran desigualdad en función de la carga de uva y el riego. Empezaron, como no, los primeros y terminaron los últimos, se vendimiaron antes viñedos altos que los de ribera.

¿Cambio climático o curiosidad estacional?. Vivimos demasiado poco tiempo para saber que pasa en realidad.

Véase también: A ‘su tiempo’ maduraron las uvas.

Analíticamente, elevado grado alcohólico, con una madurez de azúcares muy rápida y una fenólica más retrasada, que gracias al extraordinario tiempo de septiembre ha podido equilibrarse en parte, salvo en los viñedos más cargados. Acideces escasas, en linea con las acostumbradas estos últimos años, con cantidades de málico muy variables.

La cantidad de uva entrada en bodegas, tal y como se esperaba. Se han completado los cupos amparados por la DOC ( 6.955 Kg./Ha. para las variedades tintas, y 9.630 Kg./Ha. en las variedades blancas), los excedentes autorizados, se han llenado lagos y tinajas y todavía ha quedado uva en el campo. Como dicen los manchegos,

“cuando parece que hay poca, hay menos y cuando parece que hay mucha hay más”.

En cualquiera de los casos, podemos dar las gracias a este septiembre,  templado y saneado, que ha equilibrado la composición de gran parte de las uvas y ha permitido una vendimia fácil y  cómoda, seleccionándose incluso en algunas parcelas, las uvas que se echaban al cesto y las que se quedaban en la viña para los pájaros.

Una vendimia: “Esta si, esta no, esta me gusta, la vendimio yo”.

Crónicas de San Mateo

foto asociadaEl diputado general de Álava, Ramiro González (PNV), ha manifestado que a lo largo del mes de octubre se iniciará un “proceso” para la “diferenciación” de los caldos vascos. Utilizando argumentos tales, como “en la Rioja Alavesa se produce un vino fundamentalmente de calidad, mientras que en La Rioja se opta más por la cantidad” y amenazas como que “no se descarta que los vinos de Rioja Alavesa salgan de la Denominación de Origen Rioja si no se consigue esa diferenciación”.
La verdad, es que me ha resultado muy maleducado y descortés salir con esta petenera el día de San Mateo. Como acababa de leer la lista de palabras seleccionadas del actual concurso de elección del ‘El riojanismo más riojano’  me ha venido a la cabeza una muy buena que faltaba, la cual se me ha mezclado con la manida frase de Aznar:

“Váyase a hacer hostias, Sr. González”

Y es que con este tema, ya se están poniendo muy “cansos”.

Véase también  “A la Rioja, ni la nombren

Cambiando de tercio y metiéndonos en vendimia:

Como siempre, “para San Mateo a la vendimia se le ve el culo”.

Y pinta bien, Septiembre el dirimente ha sonreido. Templado, moderado en lluvias y con noches frescas, ha favorecido que las uvas se vayan sazonando mas despacio después de una pseudo-madurez prematura.

La predicción del tiempo nos es favorable hasta fin de mes, por lo que salvo ligeros brotes de botrytis y algunas paradas madurativas en viñedos sobrecargados, las uvas pueden entrar en bodega con parámetros de calidad. Calidad y cantidad. Que así sea.

Lastima que en este día, tengamos que lamentar también, este trágico accidente. Desde aquí mis condolencias.

Enlaces relacionados:

«Los que se vayan de Rioja tendrán que buscarse otro nombre»
El presidente del Consejo Regulador pide tranquilidad al sector alavés y que «exponga sus propuestas»

Vendimia Rioja 2015. ¿Cómo será?

Después de un verano, siendo “neurocirujano” y no preocupándome del vino, más que para beberlo; volvemos a la carga con la ya inmediata vendimia, iniciada incluso en algunas variedades.

foto asociada

Como siempre en los vaticinios de verano, se había llegado a pensar que la vendimia se podría adelantar quince días, a fecha de hoy ya se cree que el adelanto “no será tanto” y será de entre diez días y una semana, por lo que estamos en la de todos los años y vendimiaremos en sus fechas. Habiéndose iniciado ya para las variedades blancas más tempranas:

– Maetierra empieza la vendimia del moscatel en Calahorra con buena previsión de calidad.

– Ijalba abre la vendimia de Rioja con el blanco temprano de sauvignon blanc.

Respecto a la calidad, ¿como no?. Las perspectivas son “buenas”, dada la “ausencia de enfermedades”. Pero hay que tener en cuenta muchos otros factores que pueden pasar factura. Me refiero a la climatología.

Ha sido un verano anormalmente caluroso. Algunas viñas han sufrido sequía y todas han transpirado mal. De manera tal, que en las Jornadas Anuales de “Pre – Vendimias de la AER, la charla estrella será “Cosecha 2015: El Mayor Desacoplamiento Térmico de la Historia entre Antocianos y Azúcares de la Uva”. Es decir, la uva no esta en su punto y su composición no es normal.

foto asociadaHay que tener en cuenta, que se ha formado la mayor masa de aire caliente sobre la península registrada en la historia, hay mucha agua evaporada en la atmósfera y esta la posibilidad de supertormentas, gotas frías y hasta tornados. Es muy pronto para cantar victoria.

foto asociadaPara muestra, un botón: El granizo daña 6.000 hectáreas de vid y cultivos. Queda ahora la eterna duda, ¿Que sera mejor vendimiar anticipadamente o tratar contra la botrytis  y esperar acontecimientos?, pero como decía antes, la uva no “está”, todavía.

En cuanto a los precios,  “no hay mucha información”, para variar. Aunque a falta de más datos, parece lo más lógico que se mantengan en niveles similares al año pasado, para mantener el equilibrio ventas/existencias actual.

Para que puedan realizar consultas actualizadas sobre esta vendimia 2015, les ofrecemos los siguientes enlaces:

Muerto el burro …..

foto asociadaMuerto el burro, la cebada al rabo.

Tipo: Refrán

Idioma: Español

Ideas clave: Inutilidad – Oportunidad

Significado: Reprende a quienes pretenden ayudar o poner remedio fuera de tiempo, cuando ya es demasiado tarde y ha pasado la ocasión oportuna, por lo que ya no puede surtir efecto.

Marcador de uso: En desuso

Fuentes: Fuente oral

La Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja abrió el pasado día 11 de abril, el plazo para que los viticultores que cultivan viñedos de más de 50 años de edad, puedan acogerse a la nueva línea de ayudas agroambientales prevista en el Programa de Desarrollo Rural 2015/2020. La nueva medida supondrá una prima anual de 600 euros por hectárea, siempre que el viticultor asuma el compromiso de cultivo durante al menos cinco años.

En este sentido, la medida se justifica dentro de un objetivo de preservación del material genético autóctono y original, previo a la estandarización de clones con el desarrollo de los viveros a partir de los años 70 y especialmente los 80, así como frenar el arranque de cepas históricas y la conservación del paisaje y de la biodiversidad.

Según los datos oficiales el 6,5% del viñedo de La Rioja (comunidad autónoma), unas 2.750 hectáreas (muchas me parecen), cumpliría con la condición exigida de estar plantado desde hace al menos 50 años, lo que supondría el reparto de 1,65 millones de euros anuales, entre los propietarios de dichas viñas.

Se debe tener en cuenta, que desde los años 90, también con fondos comunitarios y ayudas de hasta el 50%, los planes de reestructuración de viñedo,  unidos a los escasos ingresos que proporcionaban estas viñas, dado que las bodegas nunca han retribuido en su justo valor la calidad de estas uvas, han provocado la desaparición de la mayor parte de los viñedos riojanos antiguos.

La misma medida contempla también ayudas a la conservación de olivos de más de cien años de antigüedad, así como viñedos ecológicos y mantenimiento de cubiertas vegetales.

Álava, en su linea, aprobará también, unas medidas parecidas, pero diferentes.

foto asociada

Como siempre vamos tarde, la inmensa mayoría de los viñedos riojanos, injertados de cabeza en el propio terreno,  muchos sobre barbados de Rupestris de Lot, con púas seleccionadas por el propio viticultor de multitud de vides y parcelas, de manera que no salían 2 cepas iguales, han desaparecido. Eso si, de forma subvencionada.

Viñas con cuestas, en laderas, culminando cerros y colinas, limitando barrancos. Hoy en día han sido desplazadas a terrenos fértiles, llanos, mecanizables y con riego; ocupando incluso, las vegas de los ríos que antaño fueran esparragueras y huertas.

Las parcelas que perduran, en muchos casos se encuentran en estado de semiabandono, con herbicida, poda y poco más. Sirviendo exclusivamente para hacer hueco a los excesos de uva que producen viñas más jóvenes y productivas, quedándose en muchos casos incluso sin vendimiar; dado que no sale rentable meter allí a la cuadrilla, ya que no les cuadra a destajo.

Queda ahora en manos de la administración, controlar a quién se reparte todo ese dinero. A ver si resulta que nuevamente vamos a subvencionar a quién menos lo merece. ¿O sí?