La “Boutique” del vino a granel

Queramos, o no, verlo. Algo está cambiando en el consumo del vino. Las nuevas generaciones de consumidores internacionales no están por la labor de venerar a las marcas, les importa igual si son de toda la vida o se instalaron ayer. Lo quieren bueno, bonito y barato. Vean las nuevas tendencias y díganme si esto les parece un “clásico negocio de graneles”. 

foto asociadaLa séptima edición de la World Bulk Wine Exhibition se celebrará los próximos días 23 y 24 de noviembre en el RAI de Ámsterdam. Empresas de 19 países han confirmado su asistencia a la próxima edición de la World Bulk Wine Exhibition, la séptima de este encuentro profesional, el mayor del mundo en cuanto a volumen de negocio. Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Chile, China, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Italia, Kosovo, Malasia, Marruecos, Moldavia, Nueva Zelanda, Portugal y Sudáfrica son los países que por el momento tendrán representación en la WBWE, ya que todavía se mantienen abiertas las inscripciones. Con el número de expositores registrados hasta el momento, la WBWE experimenta ya un crecimiento del 15% en participación.

Son datos importantes para una feria que reúne al grueso de los países productores y exportadores de vino a granel. Puede consultarse la lista provisional de expositores en el siguiente enlace:

PROVISIONAL 2015 EXHIBITOR LIST

foto asociadaSin embargo, la importancia de la World Bulk Wine Exhibition no radica en el número de viticultores participantes, sino en la cantidad de vino que se tramita y en el volumen de negocio que se genera durante la feria. Después de seis ediciones, la World Bulk Wine Exhibition se ha convertido en la mayor feria del mundo dedicada a la comercialización de vinos, en términos de volumen.

Los 20 países expositores concentran más del 85% de la oferta mundial de exportación de granel, un sector de vinos que sigue creciendo en cantidad y calidad cada año. La WBWE ofrece un amplio abanico de vinos a granel y bag-inbox que van desde los vinos con denominación de origen o indicación geográfica protegida a los vinos con denominación varietal, así como vinos genéricos destinados a las mezclas, a la elaboración de espumosos o de vinos aromatizados como el vermú. Esta diversidad en la oferta y la capacidad de ofrecer múltiples contratos de venta, así como acuerdos de envasado en origen o destino, confiere una exclusividad poco común a este encuentro.

“Gracias a las potentes inversiones que se han realizado en la reestructuración de viñedos y en tecnología para la recolección y en las bodegas, la calidad de los vinos de Europa del Este no ha dejado de crecer en los últimos años”. Moldavia, que fue el proveedor de vino más importante en tiempos de la Unión Soviética, participará en la WBWE 2015 presentando una amplísima diversidad de vinos, algunos de ellos a partir de variedades autóctonas como Feteasca Alba, Rara Neagra o Feteasca Negra.

Canadá ha incrementado sus importaciones de granel por encima de los 100 millones de litros. Los últimos datos de mercado posicionan a Canadá como un actor cada vez más relevante en el mercado mundial del vino a granel. No en vano, Canadá importó durante 2014 un total de 103,5 millones de litros de vino a granel y en bag-in-box por importe de 107,6 millones de dólares canadienses (algo más de 73 millones de euros), a un precio medio de 0,71 euros el litro, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

foto asociada

Igualmente  se celebrará el próximo día 22 de noviembre, como prólogo al inicio de la VII Edición de la World Bulk Wine Exhibition, la V Edición de la International Bulk Wine Competition ( de Vinos a Granel)  y dará a conocer sus resultados el mismo día del concurso por la noche para que los participantes puedan hacer uso de las medallas obtenidas.

El objetivo del concurso, prestigiar y dar a conocer un segmento de vinos que, a nivel mundial, supera el 38% de las ventas exteriores. El concurso pretende dignificar el consumo de unos vinos que terminan envasados antes de llegar al consumidor final, para resaltar sus virtudes tanto entre los distribuidores como en los compradores finales, así como premiar el esfuerzo de calidad de los elaboradores.

foto asociada

Durante la feria, ConeTech ofrecerá en su stand catas de vinos de distintas graduaciones alcohólicas, vinos que también darán a probar las distintas bodegas que trabajan con ConeTech a sus clientes finales. También se  impartirá la conferencia “Moderar el contenido alcohólico en el vino para abrir nuevos mercados” debido a que la internacionalización de vinos con ajuste de grado supone una oportunidad para un gran número de bodegas interesadas en cubrir nuevas demandas y perspectivas.

Además, debido a la creciente demanda por parte de bodegas para elaborar vinos de menor graduación a precios competitivos, la compañía tendrá una serie de reuniones técnicas para explicar cómo conseguir “vinos a la carta” en relación al grado alcohólico, cuáles son los motivos más comunes para ajustar el alcohol y explicar esta tecnología que mantiene el cien por cien de la integridad del vino.

¿Por qué gestionar el contenido alcohólico en el vino? A nivel mundial, existe una creciente necesidad de gestionar los niveles de alcohol en el vino. Es una gran ventaja competitiva en el mercado de granel. La principal razón es que cada vez más consumidores demandan vinos con menos alcohol y calorías, lo que se denomina en el mercado “life style wines” pero con todas las características organolépticas. De ahí que los compradores y distribuidores busquen vinos de menor contenido alcohólico y misma calidad para satisfacer los gustos de sus clientes. Por otra parte, hay que reseñar que los consumidores, como punto final de la cadena, se benefician económicamente de estos vinos ya que cuentan con menores cargas fiscales.

MUCHO MÁS QUE UNA FERIA DE VINO

¡¡¡  VEA COMO SE DIO LA FERIA ¡¡¡

La ley de mejora de la cadena alimentaria

Visto el título de la ley, parece que tratará sobre quién se come a quién y asuntos similares y efectivamente sobre eso trata.

foto asociada

Según esta Ley, es obligatorio formalizar contratos por escrito con un productor primario con motivo de la entrega de productos agroalimentarios no transformados, salvo que éstos se abonen al contado. Dichos contratos deberán recoger, entre otras cuestiones, el precio de la uva, con expresa indicación de todos los pagos, incluidos los descuentos aplicables. Además, el precio podrá tener una cuantía fija y una cuantía variable que se determinará en función de factores objetivos y verificables, abonándose a partir de su determinación. Advierte además de las sanciones por no formalizar contratos escritos u obviar los requisitos mínimos pueden alcanzar los 3.000 euros, llegando a alcanzar los 100.000 euros en el caso de incumplir los plazos estipulados para el pago.

Los sindicatos agrarios  afirman que una parte importante de las bodegas vitivinícolas están incumplimiento de forma sistemática la Ley, en lo concerniente a la formalización de contratos escritos antes de la entrega de la uva y el cumplimiento de los plazos de pago. El responsable vitivinicola de COAG, ha dicho   “Es necesario acabar con la indefensión del viticultor y esa rémora del pasado por la que el productor entrega su producto sin saber a qué precio se lo van a pagar ni cuándo.”

En Rioja, la UAGR emplaza a la Interprofesional a que impulse que la compra-venta de uva en la DOC Rioja se haga mediante contratos con precio y plazo de pago, y que dichos acuerdos sirvan para la creación de un Observatorio de Precios fiable.

foto asociada

La realidad, es que este cambio de hábitos va a resultar muy difícil, las bodegas llevan lustros, esperando a ver por donde sale el sol antes de apalabrar las perras, proponiendo medias de cooperativas y dando largas, hasta ver claro la evolución de los mercados y la calidad de los caldos. Por otra parte, el viticultor persiste temeroso de apretar las tuercas de sus compradores habituales, con lo que los cambios van para largo. Pero los grandes cambios dependen de pequeñas iniciativas, a veces incluso ínfimas.

«Los contratos son la clave para que desaparezcan operadores no deseables»

“Bodegas y viticultores de Rioja marcan un precio para las uvas de 2014”

Os emplazo también a leer este interesante artículo:

“El pago de la uva”

Excentricidades de la France

Los expertos están aconsejando a los coleccionistas de vino y a los inversores en general que compren burdeos y vendan borgoñas, en el momento en que un nuevo estudio (uno más) llega a la conclusión de que a largo plazo el vino supera a las acciones y obligaciones en rentabilidad. Cuando los coleccionistas hablan de “invertir en vino” se refieren generalmente a los Premiers Crus de Burdeos, a los mejores borgoñas (esencialmente, el Domaine de la Romanée-Conti) y a unos pocos vinos selectos de Italia, California y Australia, a los que se puede añadir Vega Sicilia, aunque Reuters no lo mencione.

Los precios de los Premiers Crus han caído casi un 35% a partir de sus máximos alcanzados hace un año. Liv-Ex, el índice bursátil de los grandes vinos, informa de que las 10 últimas añadas de los Premiers Crus habían caído una media del 33,9%. En noviembre, el precio de la afamada añada 2005 se acercaba a su mínimo de los cinco últimos años.

La casa de Subastas Hart Davis Hart, de Chicago, ve probable que los cinco burdeos más cotizados (Haut-Brion, Margaux, Mouton Rothschild, Latour and Lafite-Rothschild) se den la vuelta y empiecen a subir. Mientras tanto, los mejores borgoñas, con el DRC a la cabeza, estaban lanzados la temporada pasada. Hart informa de haber vendido cuatro botellas de La Romanée-Conti 1990 por 53.775 dólares. John Kapon, de Acker Merrall & Condit, vendió 36 botellas de diferentes añadas del mismo vino por 353.231 dólares en su subasta de Hong Kong, donde se establecieron récords mundiales para sus añadas 2000, 2001, 2002, 2005, 2006 y 2007. Dos semanas antes, el 1 de diciembre en Nueva York, Sotheby’s vendió seis botellas del 1995 por 79.625 dólares.

“Conclusión: hay que comprar los burdeos y vender los borgoñas”,  Los primeros están al mismo precio que hace cinco años y los segundos nunca han estado tan caros. Los mejores borgoñas están en sus máximos de este ciclo y los precios de los burdeos parecen cada vez más atractivos y parecen en vías de subir de nuevo”. Pero, aunque los precios de burdeos han caído, “el mercado del vino en general no ha caído”, Borgoña sube, California sube y además vuelve a haber una demanda fuerte de vinos californianos en el mercado norteamericano”.

Un nuevo estudio, en el que se examinan las ventas en subastas de los últimos 17 años, indica que las ganancias superan a las obtenidas en Bolsa. “Los borgoñas, más escasos debido a producciones de menor tamaño, son más rentables que los vinos de la zona de Burdeos. Estos datos pueden ser consultados en la Web de la Asociación Americana de Economistas del Vino, y cubre las subastas de 1996 a 2012.

8 botellas de Veuve Clicquot, 96.500 euros.

En el verano de 2010, un grupo de buceadores que disfrutaba explorando el fondo del Mar Báltico frente a las islas volcánicas de Aland (Finlandia) descubrieron entre los restos de un naufragio, que según los expertos tuvo lugar entre los años 1830 y 1850, las burbujas más antiguas del mundo: ciento cuarenta y cinco botellas de champagne, de las que cuarenta y siete se identificaron como de la marca Veuve Clicquot.

Los orígenes del buque y la fecha exacta del naufragio se desconocen, pues no hay constancia del mismo en ningún registro y ha permanecido durante ciento setenta años a más de 50 m. de profundidad en las oscuras y frías aguas del Báltico frente a la costa sur del archipiélago, entre Estocolmo y Helsinki. Ya sólo las botellas, de color gris verdoso y vidrio soplado artesanal, son una joya de más de dos siglos; los corchos intactos y marcados con un cometa permitieron identificar muchas de las botellas, pues fue el sello que utilizó Veuve Clicquot para conmemorar el paso de un cometa por sus viñedos en 1811 y que ha perdurado como uno de los símbolos de la Maison. Aunque las pruebas realizadas en un laboratorio francés tampoco pudieron determinar con exactitud la antigüedad de esta bebida, los expertos creen que las botellas datan de principios del siglo XIX.

Once de las botellas de este champagne excepcional, conservado en perfecto estado gracias a las bajas temperaturas, la presión y la oscuridad reinante en las profundidades del Báltico, se subastaron el pasado 8 de junio en el centro de conferencias de la Villa de Mariehamn, la capital del archipiélago. Durante la subasta, cuyos beneficios serán destinados a una fundación para la preservación del medio ambiente y la arqueología marina, más de cincuenta compradores pujaron por los lotes de tan fascinante origen batiendo ocho de ellas -adjudicadas por 96.500 €- todos los récords previstos. Aunque ninguna superó los 30.000 € de la primera botella vendida en 2011, que convirtió a Veuve Clicquot no sólo en el champagne más antiguo y delicioso del mundo, sino también en el más caro.

Otro taconazo al Rioja.

El Tribunal Supremo deja a Rioja y al resto de DDOO sin amparo para rechazar etiquetas de una misma marca, utilizada también en otras regiones. El fallo abre la puerta a que bodegas de Rioja utilicen la misma marca para sus vinos de otras regiones y viceversa, incluidos los ‘embotellados por o para’ en casos de marcas de amplio consumo.

El Supremo, que hace tres años a consecuencia de un recurso de la Interprofesional del Vino de Rioja había validado el artículo 28 del reglamento de la DOC que reconoce el derecho a la exclusividad de marca, cambia ahora de criterio y así lo dice expresamente en el nuevo fallo: «La sentencia de 6 de mayo del 2009 debe considerarse, pues, matizada por la presente, de modo que se admita la posibilidad de que una marca comercial designe vinos de diferentes regiones o zonas vinícolas protegidas (sin que pueda exigirse en ningún caso la exigencia de marcas adicionales), siempre que la designación y la presentación de los vinos permita, de manera clara y sencilla, identificar la denominación de origen que le corresponde de forma que no induzca a error o confusión».

Lo que dice el  artículo 28 del Reglamento de Rioja, ahora queda sin respaldo: «Las marcas, símbolos, leyendas publicitarias o cualquier tipo de propaganda que se utilicen aplicados a los vinos protegidos no podrán ser empleados bajo ningún concepto, ni siquiera por los propios titulares, en la comercialización de otros vinos o bebidas derivadas de vino, salvo cuando el Consejo Regulador, a petición del interesado, entienda que la aplicación de estos nombres no puede causar perjuicio a los vinos amparados».

La sentencia impedirá ahora a priori a Rioja, mantener su política restrictiva. Así las cosas, el papel que queda al conjunto de denominaciones de origen es meramente de control de que las marcas comerciales aludan con suficientes garantías al origen de los vinos para que no produzca confusión en el consumidor, pero, en ningún caso, el rechazo de las mismas porque también se utilicen en otras zonas geográficas.

Una misma marca de vino en diferentes denominaciones. No es nuevo, pero se estaba peleando jurídicamente por ello. El Tribunal Supremo ha apostado por la globalización y ha echado por tierra la idea  de preservar la marca a una denominación.

Rioja y otras denominaciones de origen españolas habían sacado disposiciones reglamentarias, o utilizado interpretaciones de la Ley del Vino del 2003, para impedir que un operador pudiera emplear una misma marca comercial en varias denominaciones de origen o en diferentes zonas vinícolas geográficas al mismo tiempo. La oposición a la coexistencia de marcas se basaba en la posible confusión que se podía generar en el consumidor sobre la procedencia de los vinos y, de hecho, el conflicto ha provocado fuertes tensiones e incluso expedientes sancionadores en Rioja.

Ya hace años García Carrión lanzo un ordago a la DOC Rioja con su Opera Prima, marca bajo la que etiqueto vinos de Rioja, Penedés y La Mancha, diferenciandolos por los colores: rojo, verde y amarillo. Este ataque al Rioja, no prosperó, pero resulta muy difícil no caer en los tentáculos del mercado, que a estas alturas es mundial y no local. Para los grupos bodegueros presentes en diferentes regiones supone potenciar sus marcas con el impulso de Rioja,  e incluso Francia, y mas concretamente Burdeaux, está teniendo muchos problemas en China con las etiquetas.

Para Rioja es una puerta abierta. Y por esta puerta pueden entrar bodegueros y especuladores. Apostar por una marca única en varias regiones puede aumentar la llegada de grupos bodegueros a una región consolidada, apetecible y bien posicionada y valorada a nivel mundial. No es lo mismo comenzar de cero con una marca que con un nombre conocido. Y si lleva el apellido de Rioja, mejor.

De gatos y ratones.

La situación actual del mercado de vinos español, me ha recordado este viejo acertijo de niños.

¿como puedes pasar a un gato,a un raton y un queso de una parte del rio a otra en una barca en la que solo cabes tu y otro más? Hay que tener en cuenta que no puedes dejar solos ni al gato con el raton, ni al raton con el queso.

Primero llevas al raton; luego al queso y vuelves con el ratón a la posicion inicial; ahora el gato va a la posición del queso y por ultimo llevas al raton que quedo solo a la otra parte.

Como moraleja, podriamos concluir que con el debido tiempo y un poco de astucia es posible  la convivencia de gatos y ratones sin dañar el queso.

Con los precios a los que se están vendiendo, o intentando vender (porque tampoco se están cerrando muchas operaciones), nos estamos haciendo daño. Tanto es así, que podría decirse que no existen mercado, ya que los propuestas de compra de hoy, son rechazadas mañana con las más diversas argumentaciones. Este hecho, normal en cualquier negociación, acaba siendo negativo si se prolonga en esceso.

Tal vez sea el momento de relajar un poco la tensión, el vino es un producto anual, y si no se sirve aquí acabará viniendo de otro sitio, así el año que viene tendremos dos cosechas y los que lo necesitan ya tendrán hecho el camino para traerlo de fuera. De hecho, podemos encontrar en el puerto de Valencia, la mayor bodega de España, varios barcos cargados de vino Argentino esperando a descargarse. Es normal intentar maximizar el valor de sus existencias, pero también que los compradores buscan alternativas con las que hacer frente a sus pedidos.

Como consecuencia de estas situaciones, la calidad de los vinos suele salir maltratada y algunas operaciones de exportación, esas que tanto han costado conseguir y que están llamadas a convertirse en la salida natural de nuestra producción ante la pérdida del mercado interno, peligran debido a la dificultad de mantener los precios.

Todo esto; cuando las ventas al exterior de vinos, mostos y vinagres, se han incrementado, respecto al mismo mes del año 2011, un 25,7%, con un aumento del montante económico percibido del 29,1% y un aumento de precio del 2,7%;  el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, nos indica que  España se ha situado en el segundo lugar del mundo por exportaciones de vino y está creciendo el triple que la media de los principales vendedores mundiales y la OIV nos cuenta que el consumo de vino en el mundo, que estaba en caída desde 2007, ha incrementado sus cifras un 0,7% ,poco, pero al menos no baja.

¿No habrá llegado el momento de dejar de jugar al gato y al ratón y compartir el queso?