El que parte y reparte …

La UAGR ha solicitado al Ministerio de Agricultura criterios «más justos» en las futuras autorizaciones de plantación de viñedo, al tiempo que planteará la necesidad de cambiar los criterios de adjudicación de viñedo para próximos repartos, ya que los actuales priman a personas ajenas al sector agrario y suponen una «clara discriminación» para los jóvenes agricultores y para los viticultores profesionales.

foto asociadaEn concreto, las críticas de la UAGR y de COAG al actual régimen de concesión de autorizaciones de plantación de viñedo son las siguientes:

‐ Con los criterios actuales, algunos solicitantes han recibido más hectáreas que las de una explotación media en La Rioja, lo que supone empezar gratis la actividad superando la media de superficie que poseen los viticultores profesionales riojanos. Y además, esos mismos solicitantes, si no plantan hasta 2019, pueden seguir pidiendo más plantaciones los próximos dos años.
 
‐ Muchos de los beneficiados ni son ni van a ser nunca viticultores, ya que los criterios para ser considerado “Jefe de Explotación” permiten casi a cualquiera poder solicitar plantaciones. Lo que ha sucedido es que muchas solicitudes se han realizado por jóvenes no viticultores utilizados como testaferros, que dentro de unos años pasarán las viñas a sus verdaderos cultivadores.
 
‐ Se han quedado sin plantaciones los jóvenes viticultores dados de alta en los últimos años, con el agravante de que si para estas adjudicaciones es requisito indispensable no contar con viñedo a su nombre, para poder acceder a la ayuda de Primera Instalación muchos tuvieron que comprar derechos de plantación.
 
‐ Por otro lado, y al no existir limitación a la cantidad de superficie concedida, se han beneficiado más quienes mayor superficie han solicitado (en el primer reparto se ha adjudicado el 11% de la cantidad pedida).
 
‐ También se han quedado fuera del reparto las pequeñas explotaciones vitícolas que necesitan aumentar viñedo para su propia supervivencia.

Contra esta injusta situación, los representantes de COAG proponen los siguientes criterios de adjudicación, para que las plantaciones vayan a jóvenes agricultores profesionales y a viticultores que se dediquen realmente a la actividad agraria y necesiten ampliar sus explotaciones:

‐ En primer lugar, todos los solicitantes deberían demostrar la capacidad y competencia profesionales como agricultores, para lo que debería definirse más claramente la figura de “Jefe de Explotación” para jóvenes sin viñedo.
 
‐ La prioridad en las adjudicaciones debería ser para los jóvenes nuevos viticultores y jóvenes pequeños viticultores.
 
‐ En segundo lugar, para pequeños viticultores profesionales que sean Explotación Prioritaria y tengan menos viñedo que la media de su Comunidad Autónoma (en La Rioja, 10 hectáreas, y que no superen las 15 tras el reparto).
 
‐ Y al final, si sobraran plantaciones, para el resto de solicitantes.
 
‐ En cualquiera de los casos, debería limitarse la concesión a un máximo de hectáreas por solicitante en la totalidad de las adjudicaciones.
 
El campo para el que lo trabaje, así debe ser.
 

La ley de mejora de la cadena alimentaria

Visto el título de la ley, parece que tratará sobre quién se come a quién y asuntos similares y efectivamente sobre eso trata.

foto asociada

Según esta Ley, es obligatorio formalizar contratos por escrito con un productor primario con motivo de la entrega de productos agroalimentarios no transformados, salvo que éstos se abonen al contado. Dichos contratos deberán recoger, entre otras cuestiones, el precio de la uva, con expresa indicación de todos los pagos, incluidos los descuentos aplicables. Además, el precio podrá tener una cuantía fija y una cuantía variable que se determinará en función de factores objetivos y verificables, abonándose a partir de su determinación. Advierte además de las sanciones por no formalizar contratos escritos u obviar los requisitos mínimos pueden alcanzar los 3.000 euros, llegando a alcanzar los 100.000 euros en el caso de incumplir los plazos estipulados para el pago.

Los sindicatos agrarios  afirman que una parte importante de las bodegas vitivinícolas están incumplimiento de forma sistemática la Ley, en lo concerniente a la formalización de contratos escritos antes de la entrega de la uva y el cumplimiento de los plazos de pago. El responsable vitivinicola de COAG, ha dicho   “Es necesario acabar con la indefensión del viticultor y esa rémora del pasado por la que el productor entrega su producto sin saber a qué precio se lo van a pagar ni cuándo.”

En Rioja, la UAGR emplaza a la Interprofesional a que impulse que la compra-venta de uva en la DOC Rioja se haga mediante contratos con precio y plazo de pago, y que dichos acuerdos sirvan para la creación de un Observatorio de Precios fiable.

foto asociada

La realidad, es que este cambio de hábitos va a resultar muy difícil, las bodegas llevan lustros, esperando a ver por donde sale el sol antes de apalabrar las perras, proponiendo medias de cooperativas y dando largas, hasta ver claro la evolución de los mercados y la calidad de los caldos. Por otra parte, el viticultor persiste temeroso de apretar las tuercas de sus compradores habituales, con lo que los cambios van para largo. Pero los grandes cambios dependen de pequeñas iniciativas, a veces incluso ínfimas.

«Los contratos son la clave para que desaparezcan operadores no deseables»

“Bodegas y viticultores de Rioja marcan un precio para las uvas de 2014”

Os emplazo también a leer este interesante artículo:

“El pago de la uva”

El cosechón. Volvemos a las andadas

Después de unos días de abandono del blog, me he puesto a leer post recientes en la red, que creo que invitan a la reflexión.

Vista y sentenciada la cosecha de uva que se nos avecina, el Consejo Regulador de la D.O. Calificada Rioja ha aprobado las ‘Normas de Campaña’ para la vendimia 2014, en el cual se ha establecido un rendimiento máximo amparable de 6.825 Kg. por hectárea para variedades tintas y de 9.900 Kg. por hectárea para variedades blancas, con un rendimiento de transformación uva-vino en las elaboraciones máximo del 70%.

Medidas evidentemente escasas a la producción existente, salvo que la climatología las equilibre, y a las que se opuso UAGA, EHNE y UAGR, que apuestan por mantener rendimientos del 100% para la presente campaña. En fin para que producir tanto, cuando se puede vender una botella de vino a 17.000 €.

Por otro lado tenemos  a la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha solicitado a los consejos reguladores de las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas del vino su «colaboración activa para seguir potenciando la apuesta por la calidad, el equilibrio entre las producciones y las demandas de los mercados, y la búsqueda de las variedades que demandan ahora mismo los consumidores a nivel mundial».

La consejera expuso que la consejería de Agricultura trabaja intensamente con el sector para «buscar soluciones a corto, medio y largo plazo» que permitan equilibrar las producciones de vino en función de las demandas de los mercados. Entre las medidas que se están analizando, destacó Soriano la necesidad de activar mecanismos de colaboración con las DO e IGP para garantizar que los viticultores adscritos a ellas cumplen con los rendimientos fijados.

Como bien explica en su blog, Salvador Manjón, ” sobre los términos en los que se ha aprobado la destilación con fines industriales (bioetanol), mediante la cual serán retirados del mercado un volumen de hectólitros suficiente (máximo 4 millones) para mejorar y estabilizar su funcionamiento, lo primero que se puede decir es que se trata de una retirada del mercado de una producción que nunca debería haber llegado a él. No por una cuestión de que la producción esté muy por encima de nuestras actuales posibilidades de colocación, que también, sino porque, claramente, su calidad no resulta aceptable”.

Así lo remata, mi buen amigo, Javier Escobar: Porque “vender, vender y vender” no es llenar el maletero de muestras y carretera y manta. Es fijar unas condiciones de calidad al producto, es fijar una estrategia de branding global, es fidelizar al cliente, es renunciar a una parte de beneficio de hoy pensando en mañana, es usar con cabeza las herramientas de marketing…En fin, hay expertos en ello. En lugar de ir a papá Estado –que ha dado calabazas-, habrá que consensuar rendimientos, grados, calidades y actuar en consecuencia, penalizando al que no llega y bonificando al que cumpla.

El Tribunal de Cuentas de la UE critica duramente las ayudas a la inversión y promoción del sector vitivinícola, poniendo en duda su “necesidad”

Cosechones: han venido para quedarse

Para la Virgen, se ven las uvas.

Como todos los años en Rioja por estas fechas, ya se ven las uvas, eso si menos enveradas que otros años, pero se ven.

En principio, un año algo atípico, al menos respecto a los ultimos; agua en abundancia, temperaturas relativamente fescas con marcados cambios térmicos entre el día y la noche y una maduración tardía ,que hace pensar por el momento, en una también tardía vendimia.

Esto podría hacernos pensar en un ciclo largo, con unas uvas de maduración sosegada; pero también que la cosecha está a merced del tiempo, especialmente del mes de septiembre, en función de este, la maduración podría ser de libro o marcadamente imperfecta.

En cuanto a la previsión de cosecha, podemos encontrar grandes diferencias según parcelas, suelos y microclimas. Encontrandose fincas con sobreproducción, que posiblemente puedan llevar hacia adelante con un resultado satisfactorio, incluso sin hacer uso del riego, y otras que ni mucho menos alcanzarán su rendimiento amparable.

Entre las causas de esta irregularidad de producción, cabría destacar la mala liación de muchas parcelas y descuido en los tratamientos contra mildiu y oidio, incluso tardios, que han ido apareciendo paulatinamente al capricho de las muchas tormentas de verano. Algunos viñedos, también han sido fruto de ataques esporádicos de polilla y piral que también han mermado un poco su potencial.

Ante este panorama, la polémica sobre calidad y cantidad esta servida, así la UAGR ha emitido el siguiente comunicado:

La UAGR propone no se obligue a tirar uvas si no se sobrepasa el rendimiento permitido en la tarjeta de viticultor.

Ya vienen los reyes magos

La Consejeria de Agricultura de la Rioja ha dado luz verde al desbloqueo de 1.750 hectáreas para la plantación de uva blanca.

Parece ser que ha ocurrido «un cambio en las circunstancias que en el 2009 llevó a agricultores y asociaciones de bodegas a solicitar la paralización del proceso». El consejero afirma que «En La Rioja se están perdiendo oportunidades, tres años y medio después el precio ha remontado, las ventas han crecido y el mercado demanda blancos».

Para facilitar el proceso, la consejería ha consultado al Ministerio el estado de la reserva nacional y se comprobó que «efectivamente existían derechos». Tras varios meses de negociación se ha aprobado el reparto de 3.398 hectáreas de las que 1.750 corresponderán a La Rioja». Agricultura procederá a notificar a los solicitantes del 2009 el nuevo procedimiento, les informará de si cumplen los requisitos y, dado el tiempo transcurrido, les ofrecerá la posibilidad de renunciar a su solicitud.

Los viticultores tendrán ahora dos vías para hacerse con los derechos necesarios para la superficie asignada. Por un lado, como en el 2009, podrán acudir al mercado de derechos y adquirirlos a un vendedor de otra región al precio que acuerden; por otro, hacerlo a través de Agricultura.  Para lo que se fijará un «precio público» similar al de mercado: «Entre 1.100 y 1.200 euros la hectárea». Un coste del que podrían quedar exentos –así lo permite la UE– jóvenes agricultores que hayan iniciado su actividad en los últimos cinco años.

Una vez conocido el volumen de interesados, la Consejería publicará una resolución en la que fijará la superficie máxima a entregar a cada agricultor y, finalmente, se adjudicarán los derechos de plantación. En el 2009 Agricultura ofreció 1.725 hectáreas y la demanda de los viticultores fue superior a las 3.100 hectáreas. Este nuevo procedimiento, además, tiene fecha de caducidad: los derechos deben estar transferidos antes del próximo 31 de julio.

La verdad, es que dadas las fechas, leo esto y me viene a la cabeza la estampa, Sanz, Nagore y Pascual, con el atuendo de los reyes magos y cientos de viticultores esperando a recibirlos; mientras suena: “Ya vienen los reyes magos, ya vienen los reyes magos, cargaditos de derechos, tralarí, cargaditos de derechos, tralará”. A ver, si alguién tiene tiempo, que haga el fotomontaje y lo envíe, para rematar el artículo.

En fín, como ha ocurrido siempre, las cuentas son fáciles. Con los derechos a ese precio, el precio de la blanca como el de la tinta, de blanco se pueden coger un tercio más de Kg. por hectarea, luego los derechos ya son de Rioja y valen el quintuple, o más, y sino luego ya se cambiarán de blanco a tinto, o de tinto a blanco, y encima nos darán alguna subvención de reestructuración; JODER, mucho mejor que la loteria.

UAGA y UAGR denuncian que las nuevas plantaciones de blancas se hacen contra la voluntad de la mayoría del sector productor de la DOC Rioja.

De nuevo, estamos no viendo más alla de nuestras narices, en el marco de una Interprofesional desmembrada y politizada, con sólo 2 años de cosechas escasas, que ni tan siquiera han conseguido remontar el precio de la uva, vamos a introducir 16 millones de kilos de uva, más, en el sistema. Vamos a poner una carta más en el tambaleante castillo de naipes de los derechos de plantación y en cierta forma a marcar su precio real en el mercado global (de los nuevos y de los históricos). Creanme amigos, que algunos ya se están frotando las manos.

Para acabar de alegrarnos el día, podemos leer como Europa plantea sustituir los derechos de vid por permisos de cultivo sin valor económico. Ante lo que …

Las OPA celebran el cambio de idea de la CE sobre la liberalización de plantaciones, pero temen la letra pequeña y la supresión del valor económico de los derechos.