Viñedo y cambio climatico

La mayor parte de la comunidad científica, ratifica que el cambio climático no se sustenta solo con la percepción de que ahora estemos atravesando un periodo de sequía en buena parte de España o de que cada vez sea más fácil cultivar viñedos en países más septentrionales como Dinamarca o Finlandia. Si no, en la subida de la temperatura media en los últimos 50 años, en la desglaciación de los polos y en la subida de mares y océanos.

No es nuevo que el viñedo regrese a Inglaterra o a zonas más altas, ya que, en la época romana, su cultivo era frecuente. Ni siquiera la sequía, pues algunos autores romanos hablan de un periodo superior a los 30 años de escasez de agua y malas cosechas en el centro de España.

Sin embargo, sí es momento de tomarse en serio el cambio climático y su repercusión en el viñedo porque hay importantes áreas españolas, especialmente en Castilla-La Mancha, donde la vid es el árbol más numeroso y la principal fuente de lucha contra el CO2.

Según nos informan recientemente, podriamos encontrar alguna alternativa en los nuevos portainjertos VCR.Foto asociadaLa Universidad de Milán ha licenciado, después de más de 10 años de experimentación, cuatro nuevos portainjertos. Los estudios agronómicos y enológicos realizados para llegar a este resultado han permitido recabar interesantes informaciones tanto sobre estos nuevos portainjertos como acerca de los seis de los más difundidos portainjertos comerciales comparados.

Foto asociada

En esta linea de actuación, se encuadran también la investigación sobre riego deficitario controlado para seleccionar las prácticas de cultivo más adecuadas a las condiciones edafoclimatológicas de Extremadura.

Teniendo en cuenta que el microbioma bacteriano que se instala en las raíces depende del tipo de portainjerto, independientemente de la variedad cultivada para la producción de uvas. En plena “voragine” de las enfermedades de la madera y sabiendo que el microbioma bacteriano de la raíz es muy importante para la protección de la planta y de sus frutos frente a parásitos y patógenos, y para su nutrición y la calidad final de la uva, tal vez podamos encontrar alguna luz al respecto jugando con los nuevos portainjertos.

Vendimia Rioja 2015. ¿Cómo será?

Después de un verano, siendo “neurocirujano” y no preocupándome del vino, más que para beberlo; volvemos a la carga con la ya inmediata vendimia, iniciada incluso en algunas variedades.

foto asociada

Como siempre en los vaticinios de verano, se había llegado a pensar que la vendimia se podría adelantar quince días, a fecha de hoy ya se cree que el adelanto “no será tanto” y será de entre diez días y una semana, por lo que estamos en la de todos los años y vendimiaremos en sus fechas. Habiéndose iniciado ya para las variedades blancas más tempranas:

– Maetierra empieza la vendimia del moscatel en Calahorra con buena previsión de calidad.

– Ijalba abre la vendimia de Rioja con el blanco temprano de sauvignon blanc.

Respecto a la calidad, ¿como no?. Las perspectivas son “buenas”, dada la “ausencia de enfermedades”. Pero hay que tener en cuenta muchos otros factores que pueden pasar factura. Me refiero a la climatología.

Ha sido un verano anormalmente caluroso. Algunas viñas han sufrido sequía y todas han transpirado mal. De manera tal, que en las Jornadas Anuales de “Pre – Vendimias de la AER, la charla estrella será “Cosecha 2015: El Mayor Desacoplamiento Térmico de la Historia entre Antocianos y Azúcares de la Uva”. Es decir, la uva no esta en su punto y su composición no es normal.

foto asociadaHay que tener en cuenta, que se ha formado la mayor masa de aire caliente sobre la península registrada en la historia, hay mucha agua evaporada en la atmósfera y esta la posibilidad de supertormentas, gotas frías y hasta tornados. Es muy pronto para cantar victoria.

foto asociadaPara muestra, un botón: El granizo daña 6.000 hectáreas de vid y cultivos. Queda ahora la eterna duda, ¿Que sera mejor vendimiar anticipadamente o tratar contra la botrytis  y esperar acontecimientos?, pero como decía antes, la uva no “está”, todavía.

En cuanto a los precios,  “no hay mucha información”, para variar. Aunque a falta de más datos, parece lo más lógico que se mantengan en niveles similares al año pasado, para mantener el equilibrio ventas/existencias actual.

Para que puedan realizar consultas actualizadas sobre esta vendimia 2015, les ofrecemos los siguientes enlaces:

La OIV cataloga 6.154 variedades de vid en el mundo

La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) ha actualizado la recopilación de las listas de referencia de variedades de vid y de sus sinónimos.

La base de datos actual agrupa un total de 6 154 variedades en 35 Estados, entre miembros de la Organización y otros países no miembros que también han proporcionado datos sobre las diferentes variedades de sus viñedos.

Respecto a la versión precedente, se han agregado cinco nuevos países a la recopilación 2013 de las listas de variedades de vid de la OIV: Federación de Rusia, Uruguay, Luxemburgo, Bosnia y Herzegovina y Georgia.

Además, otros Estados miembros (Portugal, Francia, Argentina, Rumanía y Suiza) y un país no miembro (Japón) han actualizado sus listas, suprimiendo o agregando nuevas variedades.

La publicación normativa anual de la OIV “Lista internacional de variedades de vid y sus sinónimos” refleja el interés de la Organización por la diversidad. En su carácter de organismo de referencia científico y técnico y órgano de estandarización a nivel internacional, la OIV evalúa y selecciona la información de calidad para establecer un análisis riguroso.

Para consultar la información actualizada en el sitio de la OIV, se debe introducir el nombre de la variedad o del país deseado en el motor de búsqueda que se encuentra en el siguiente enlace: http://www.oiv.int/oiv/info/esbasededonneesCepage

Descargar la presentación sobre la diversidad de las variedades de vid en el mundo.

Ya vienen los reyes magos

La Consejeria de Agricultura de la Rioja ha dado luz verde al desbloqueo de 1.750 hectáreas para la plantación de uva blanca.

Parece ser que ha ocurrido «un cambio en las circunstancias que en el 2009 llevó a agricultores y asociaciones de bodegas a solicitar la paralización del proceso». El consejero afirma que «En La Rioja se están perdiendo oportunidades, tres años y medio después el precio ha remontado, las ventas han crecido y el mercado demanda blancos».

Para facilitar el proceso, la consejería ha consultado al Ministerio el estado de la reserva nacional y se comprobó que «efectivamente existían derechos». Tras varios meses de negociación se ha aprobado el reparto de 3.398 hectáreas de las que 1.750 corresponderán a La Rioja». Agricultura procederá a notificar a los solicitantes del 2009 el nuevo procedimiento, les informará de si cumplen los requisitos y, dado el tiempo transcurrido, les ofrecerá la posibilidad de renunciar a su solicitud.

Los viticultores tendrán ahora dos vías para hacerse con los derechos necesarios para la superficie asignada. Por un lado, como en el 2009, podrán acudir al mercado de derechos y adquirirlos a un vendedor de otra región al precio que acuerden; por otro, hacerlo a través de Agricultura.  Para lo que se fijará un «precio público» similar al de mercado: «Entre 1.100 y 1.200 euros la hectárea». Un coste del que podrían quedar exentos –así lo permite la UE– jóvenes agricultores que hayan iniciado su actividad en los últimos cinco años.

Una vez conocido el volumen de interesados, la Consejería publicará una resolución en la que fijará la superficie máxima a entregar a cada agricultor y, finalmente, se adjudicarán los derechos de plantación. En el 2009 Agricultura ofreció 1.725 hectáreas y la demanda de los viticultores fue superior a las 3.100 hectáreas. Este nuevo procedimiento, además, tiene fecha de caducidad: los derechos deben estar transferidos antes del próximo 31 de julio.

La verdad, es que dadas las fechas, leo esto y me viene a la cabeza la estampa, Sanz, Nagore y Pascual, con el atuendo de los reyes magos y cientos de viticultores esperando a recibirlos; mientras suena: “Ya vienen los reyes magos, ya vienen los reyes magos, cargaditos de derechos, tralarí, cargaditos de derechos, tralará”. A ver, si alguién tiene tiempo, que haga el fotomontaje y lo envíe, para rematar el artículo.

En fín, como ha ocurrido siempre, las cuentas son fáciles. Con los derechos a ese precio, el precio de la blanca como el de la tinta, de blanco se pueden coger un tercio más de Kg. por hectarea, luego los derechos ya son de Rioja y valen el quintuple, o más, y sino luego ya se cambiarán de blanco a tinto, o de tinto a blanco, y encima nos darán alguna subvención de reestructuración; JODER, mucho mejor que la loteria.

UAGA y UAGR denuncian que las nuevas plantaciones de blancas se hacen contra la voluntad de la mayoría del sector productor de la DOC Rioja.

De nuevo, estamos no viendo más alla de nuestras narices, en el marco de una Interprofesional desmembrada y politizada, con sólo 2 años de cosechas escasas, que ni tan siquiera han conseguido remontar el precio de la uva, vamos a introducir 16 millones de kilos de uva, más, en el sistema. Vamos a poner una carta más en el tambaleante castillo de naipes de los derechos de plantación y en cierta forma a marcar su precio real en el mercado global (de los nuevos y de los históricos). Creanme amigos, que algunos ya se están frotando las manos.

Para acabar de alegrarnos el día, podemos leer como Europa plantea sustituir los derechos de vid por permisos de cultivo sin valor económico. Ante lo que …

Las OPA celebran el cambio de idea de la CE sobre la liberalización de plantaciones, pero temen la letra pequeña y la supresión del valor económico de los derechos.

Cuando el aire quema

La cosa pinta mal, a la pertinaz sequía que padecen nuestros viñedos, se suman ahora las altas temperaturas a las que nos tiene sometidos el mes de Agosto. Este cocktel inflamable tiene un efecto muy directo sobre la fotosintesis de la vid.

La temperatura de la hoja depende del balance de energía: energías absorbidas de la radiación solar y de las radiaciones emitidas por otros cuerpos y energías perdidas por enfriamiento. El resultado de dicho balance es la energía almacenada por la hoja en forma de productos fotosintéticos y la temperatura de la hoja.

La temperatura atmosférica afecta primero por ser la temperatura de referencia hacia la cual la hoja tiende y segundo por afectar directamente al déficit de presión de vapor. La temperatura afecta a la fotosíntesis a nivel estomático y cloroplástico. Por un lado el aumento de la temperatura afecta a la velocidad de las reacciones metabólicas, por el otro si la temperatura del aire es elevada se puede producir un desequilibrio entre el estado hídrico de la hoja y el flujo de transpiración, de manera que si la demanda evapotranspirativa supera a la absorción por las raíces, los estomas se cierran y se frena el intercambio gaseoso.

Cada proceso vital está determinado a unos límites de temperatura y a una temperatura óptima de funcionamiento, de modo que si se sobrepasa disminuye su rendimiento. Los óptimos de la temperatura foliar para la fotosíntesis presentan ciertas variaciones según sean las condiciones climáticas y edáficas de la zona a la que se encuentra la planta, según las características genéticas, las condiciones culturales y las condiciones previas en las que ha tenido lugar el desarrollo foliar. Los óptimos de temperatura de hoja para fotosíntesis se suelen situar entre 25 y 35ºC, de manera que la temperatura afecta de manera diferente a la fotosíntesis según la edad de la hoja y el momento del ciclo, siendo más baja a medida que avanzamos en el ciclo por aclimatación a las temperaturas otoñales.

A partir de 30 ºC la inhibición progresiva de la actividad enzimática, el aumento de la fotorrespiración y de la respiración oscura o el cierre estomático cuando hay déficit hídrico, hace que la fotosíntesis disminuya rápidamente.

Generalmente se tiene asumido como ideal para la fotosíntesis de la vid, temperaturas diurnas elevadas y nocturnas bajas para reducir las pérdidas por respiración.

La humedad relativa afecta a la fotosíntesis a través de su efecto sobre la apertura estomática. El óptimo higrométrico es 60-70%. Todo incremento en la HR en todas las temperaturas tiene un efecto positivo. El efecto negativo de HR bajas se manifiesta en cambio cuando la alimentación hídrica de la planta es insuficiente.

La diferencia de presión de vapor (VPD) entre hoja y atmósfera juega un papel fundamental en la apertura estomática. Si los estomas estuvieran todo el día abiertos, la evapotranspiración aumentaría linealmente al tiempo que la demanda evaporativa. Cualquier incremento en VPD incrementa la transpiración.

La fotosíntesis es muy sensible a la disponibilidad de agua. Hay controversia a la hora de definir el contenido de humedad del suelo a partir del cual se produce una reducción de la fotosíntesis ya que el estado hídrico de la hoja no sólo depende del contenido en agua del suelo, también de su flujo a través de la planta, de las condiciones climáticas y factores internos a la hoja, entre otros. La necesidad de una apertura estomática para el intercambio de gases hace que la ganancia de CO2 para la fotosíntesis vaya acompañada de una pérdida de H2O por transpiración. Los estomas y las resistencias cuticulares jugarán un papel fundamental en la conservación de agua por parte de la planta sin comprometer la fotosíntesis. La transpiración necesaria durante la apertura estomática representa el 99% del agua absorbida (100g de agua por cada gramo de carbono fijado).

Cuando las plantas se encuentran bajo contenidos no limitantes, el factor limitante de la fotosíntesis son las reacciones enzimáticas del cloroplasto. En cambio cuando se encuentra bajo déficit hídrico, el factor limitante en un primer momento es la resistencia o cierre estomático y a medida que el déficit de agua en el suelo se hace más intenso van tomando más importancia los efectos no estomáticos. La disponibilidad hídrica limita la actividad fotosintética, incluso más que las altas temperaturas.

Aldeanueva del zurracapote al corquete.