2020 – El número de la bestia

La marca de la Bestia,  más conocido como el número de la bestia, es un término bíblico del libro de Apocalipsis, del Nuevo Testamento, que está asociado con la bestia del Apocalipsis en el capítulo 13.? En la mayoría de los manuscritos del Nuevo Testamento, la marca de la Bestia está comúnmente asociada al número 666.

Pero 2020 , es también un número con muchas connotaciones.

  • 2020 es un número autobiográfico, “me explico:”

Un número es “autobiográfico” si, empezando por la izquierda, su primera cifra indica el número de ceros del número, su segunda cifra el número de unos, etc. Por ejemplo, el número 2020 es autobiográfico porque tiene 2 ceros, 0 unos, 2 doses y 0 treses.

  • Se puede expresar como la suma de cuadrados de los cuatro números primos consecutivos. 17, 19, 23, 29.
    2020 = 172 + 192 + 232 + 292

En cualquiera de los casos Nostradamus, el profeta más famoso del mundo, se fijo en el y profetizó en el siglo XVI; no solo la pandemia del coronavirus sino también una crisis económica, guerra, cambio climático y el futuro de dos altos mandatarios.

En el viñedo también un año difícil.  Fuerte estrés con el persistente mildiu, luego oidio y las tormentas, y al final con las uvas madurando, lluvias con calores que amenazaban con botritis en unas uvas con notable adelanto del grado sobre la madurez fenólica.

Bueno, pero las uvas han ido entrando en las bodegas razonablemente bien y se ha ido equilibrando paulatinamente la carga fenólica, aunque hay también parcelas muy cargadas, con uvas de grano grande, que cuentan con una acidez total muy baja y a las que les cuesta alcanzar un grado optimo.

Pero en esta cosecha del COVID-19, si algo sobra es uva y vino. El MAPA ya avanzaba en Agosto una cosecha de uva de vinificación 2020/21 de casi 5,48 Mt, un 7,6% más que en la anterior. Y eso teniendo en cuenta que Agroseguro, señaló a esa fecha, haber recibido partes de siniestro en el cultivo de uva de vinificación que cubrían una superficie damnificada en todo el territorio nacional de 93.551 hectáreas.

Los daños en la superficie asegurada que sufrió la siniestralidad se eleva hasta esa fecha a 46,18 millones de euros. Por CC.AA., Castilla-La Mancha sería la región más damnificada en este cultivo, con una previsión de indemnizaciones por siniestralidad de 14,64 millones de euros (31,7% del total nacional), seguido de La Rioja, con casi 9,2 millones (19,8%) y la Comunidad Valenciana, con cerca de 9 millones (18,7%).

En Rioja nos encontramos con 66.288 hectáreas productivas, de las que 60.293 son tintas y 5.995 de variedades blancas. Es decir, aún con la reducción del potencial productivo máximo amparable (90%), 401 millones de kilos, 353 millones de kilos de uva tinta y 48 de blanca.

La Interprofesional del Vino de España (OIVE) ha puesto ya a disposición de los operadores del sector vitivinícola el “Estudio de Costes de producción de uva para la elaboración de vinos en España”, que establece una metodología para el cálculo de costes de producción de uva con destino a transformación en vino, que ha sido testada con viticultores de toda España, para distintos sistemas de cultivo y manejo de la vid.

Calculado de este modo y debido a la dispersión de datos, parece mas oportuno el uso de la mediana para este cálculo, que quedaría en 3.047,35 euros por hectárea para el coste total (de los que 2.493,73 euros/ha corresponderían al coste de actividades). Si trasladamos esto a uva tinta DOC Rioja, haciendo el cálculo a 6.500 Kg. por Ha., nos arroja un coste de 0;51 € / Kg. de los que 0,38 € / Kg. corresponden a actividades.

Por otra parte Agricultura fijó entre 0,65 y 0,67 euros el coste de un kilo de uva tinta en la DOC Rioja y de 54 céntimos para la uva blanca. Si bien, para ello toma como referencia la cosecha 2019, que tuvo una producción excepcionalmente baja y, por consiguiente, un notable incremento del coste por kilo.

La norma fija que el precio de compraventa de uva se debe fijar en contrato tras la negociación de las partes y considerando los costes efectivos de producción de cada viticultor, sin embargo varias Bodegas “ARRASACAMPOS” aplican tablas que apenas superan los 50 céntimos y con contratos en los que el viticultor ‘asume’ cubrir los costes al dejar las uvas, es decir al final del contrato se van a encontrar con la coletilla:

«El precio pactado, según declara el vendedor, cubre el coste efectivo de producción de la uva objeto del presente contrato, esto es, uva de vinificación validada por el Consejo Regulador para vino DOCa».

Tablillas con precios de entre 48 y 58 céntimos para el kilo de uva, en función de las valoraciones de calidad del producto. Así las cosas, una uva perfecta, de ‘100 puntos’, se pagaría según dicha tabla a 58 céntimos, mientras que una uva de ’65 puntos’ o menos se pagaría a 48. En el caso de las variedades blancas, el precio es de 45 céntimos. Lo cierto es que las ventas de los últimos graneles del 2019 estaban presionando a la baja de los precios. AGE y Campo Viejo, los mayores compradores de uvas de Rioja, intentaron poner suelo con varias operaciones entre 64 y 68 céntimos por kilo, que irían en línea con las garantías de costes de producción ‘oficiales’, pero ya son varias las compañías que están ofertando precios por debajo.

Los sindicatos agrarios denuncian que «la caída de ventas de vino embotellado no justifica estos precios y más cuando hablamos de empresas que han tenido importantes ayudas públicas por la crisis del COVID que deberían haberse condicionado al pago de precios dignos». Varias de estas bodegas percibieron cientos de miles de euros de fondos públicos para financiar el almacenamiento privado de vinos dentro del plan de ayuda del Ministerio de Agricultura al sector contra el COVID-19 y han accedido a créditos de campaña ventajosos y financiados por las administraciones riojana y vasca.

Alegran un poco el panorama algunas bodegas como Marqués de Riscal, con precios de hasta 0,80 para el kilo de uva tinta (13 grados para viñas de menos de 15 años); hasta 1 euro (13,5 grados para viñas entre 15 y 49 años); y hasta 1,45 euros (13,5 grados para viñedos de más 50 años). Para la uva blanca, el precio fijado es de 70 céntimos. Asimismo, Bodegas Muga de Haro, parte en sus tablas de 70 céntimos para las uvas tintas hasta 1 euro, en función de la calidad y del tipo de vino para el que se empleen (rosado o tinto).

 

El despertar del Dragón

Seguro que has oído hablar últimamente sobre China y el Vino.

El país impulsa las actividades vinícolas desde la década de 1980, cuando se pusieron en marcha las primeras plantaciones con cepas extranjeras.

Esta concentración ha ido en aumento y el año pasado consolidó a China como el segundo país del mundo con la mayor superficie de viñedos : 830 mil hectáreas, aproximadamente el 8 por ciento de la extensión mundial de viñedos. Quitándole el puesto a Francia y dejándolo solo detrás de España, según la Organización Internacional del Vino.

 

De acuerdo a la Organización de la Vid y del Vino (OIV), China posee la mayor superficie de viñedos fuera de la Unión Europea, superior a la de Argentina, Australia, Chile, Estados Unidos y otros grandes productores vitivinícolas, ocupando el 6,13% de la superficie total cultivada en el mundo (487 mil hectáreas).

La superficie del viñedo chino se habría incrementado más del 15% desde el 2002, debido en gran medida al crecimiento de los viñedos destinados a vinificación.

Zonas de producción

Las principales zonas productoras se localizan en la la Bahía de Bohai (Shandong y Tianjin); la zona del Noroeste (Xinjiang, Ningxia y Gansu); la zona de Shacheng (al norte de la Gran Muralla, cerca de Pekín); y la zona del Río Amarillo (a donde confluyen Shandong, Jiangsu, Anhui y Henan).

En la costa este húmeda y monzónica, la península de Shandong (incluida la provincia de Yantai) y la provincia de Hebei son responsables de más de la mitad de la producción nacional de China. La variedad de uva de vino tinto Cabernet Gernischt está ampliamente plantada y vinificada aquí. Las enfermedades fúngicas de la vid son un problema importante durante la temporada de crecimiento aquí.

En el noreste, la provincia de Jilin limita con Corea del Norte y Rusia y es conocida por sus estaciones de esquí. La variedad Amur (el fruto de la especie de vid asiática vitis amurensis) es favorecida aquí por su resistencia a las heladas y es alta en color y acidez. La vecina provincia de Liaoning es conocida por su vino helado, especialmente los de Golden Valley. También la provincia de Xinjiang, que limita con varios países y es el hogar de muchos grupos étnicos. Los cambios de temperatura diurnos / nocturnos son dramáticos, y la lluvia suele estar en niveles de sequía. Por lo tanto, las uvas tienden a alcanzar altos azúcares y bajas acidez. La viticultura está creciendo rápidamente aquí, con una producción más enfocada en vinos dulces.

La meseta de Yunnan , en el suroeste del país, tiene un clima húmedo con una larga temporada de crecimiento. Cae por debajo de la zona ideal para la viticultura en términos de latitud, ya que el clima se enfría con elevaciones de hasta 2500 metros (8200 pies) cerca de la frontera con el Tíbet.

Más hacia el interior, las regiones de Ningxia y Shanxi se han asociado con el vino de alta calidad. Ningxia experimenta diferencias significativas de temperatura diurna, largas horas de luz y poca lluvia. También se beneficia del considerable apoyo del gobierno local.

La denominación oficial de Helan Mountain, a orillas del río Amarillo, es la más premiada del país. Se encuentra en una cadena montañosa aislada que marca la frontera de Ningxia con la prefectura de la Liga Alxa, no lejos del río Amarillo. Los viñedos secos y de gran altitud aquí han atraído a enólogos internacionales y están produciendo algunos vinos de clase mundial. Estos incluyen la mezcla Helan Qing Xue Jia Bei Lan Cabernet que ganó un gran trofeo en los Decanter World Wine Awards en 2010.

Elaboración de vinos

Es importante tener en cuenta, que no todas las zonas productoras de vid son aptas para cultivar el tipo de uva necesario para vinificación.

La producción está centrada en tintos, en un 90 o 95 por ciento. Pese a ello, la producción sigue siendo muy baja, de 11,1 millones de hectolitros anuales (2014).

Las variedades más populares son el Cabernet Sauvignon y el Merlot en vinos tintos, así como Chardonnay y Riesling Italiano en vinos blancos. Según nos informa la pagina web “wine-searcher”, la variedad Cabernet sauvignon ocupa ya un 11% del total de las plantaciones del pais.

El vino de mesa ocupa el 90 % de la producción total de vino, Es decir, que si el total de la producción anual viene a ser de 11, 1 millones Hl, 9,99 Hl irán destinados para vino de mesa.

Consumo de vino

Ya hay 38 millones de personas que beben vino en China regularmente; con una población que supera los 1.200 millones de habitantes, es ya es el quinto consumidor mundial, aunque su consumo per cápita es de apenas 1,1 litros al año. Del vino consumido, el 68 por ciento de lo que se bebió fue vino tinto, el 26 por ciento vino blanco y el resto otro tipo de vinos.

Las exportaciones de vinos chinos siguen siendo muy bajas (tan solo 1,2 millones de dólares estadounidenses en 2016 en comparación con los 15 millones de dólares de los vinos argentinos o los 3.200 millones de dólares de los vinos franceses). En cuanto a las importaciones de vino español en el mercado chino han pasado en sólo un año de casi 135 a menos de 70 millones de litros, sobre todo por el desplome del granel (-86%) y con caídas más moderadas para envasados y espumosos. El fortísimo descenso del granel español y de otros proveedores europeos coincide con el gran aumento del adquirido a Chile y a Australia, tras la firma de los Tratados de Libre Comercio de China con ambos países.

A nivel global, China redujo un 8,5% el volumen de vino importado respecto a 2017, cuando se dispararon las compras, si bien mantuvo su inversión estable, en yuanes, al subir el precio medio en todas las categorías de vino. Francia pierde bastante cuota como primer proveedor.

En 2018, las exportaciones de vino español a China superaron los 146 millones de euros, incrementándose notablemente su valor medio: 1,94 euros el litro en 2018 frente a los 1,23 euros pagado en 2017.

Importancia económica

La uva es un producto cotizado en China, las uvas más baratas rondan los 15 yuanes (2,12 dólares) / kg., pero las uvas mas caras pueden costar alrededor de 100 yuanes (14,16 dólares). Algunas variedades se valoran especialmente, como por ejemplo Sunshine Rose y Summer Black. La demanda de uvas Sunshine Rose continúa creciendo con fuerza y su precio de mercado es de alrededor de 50-60 yuanes (7,08-8,50 dólares) / kg.

Vendimias 2019

Este año decidí acertar mis predicciones de vendimia si ó si, así que lo haré  a pocos días para darse por finalizada la vendimia a nivel nacional. Una vendimia rápida para algunos, que la hicieron con máquinas, y problemática para los que tienen o quieren hacerla manual, por la complejidad de la contratación de mano de obra.

La maduración, que iba de libro, se complico al final con las lluvias Mateas acompañadas de altas temperaturas, bajadas de intensidad colorante y blandeamiento de uvas en algunas parcelas. Al final menos problemas de los esperados, ya que un tiempo inmejorable, seco y con temperaturas hasta 4ºC superiores a la media, acompañó en la recta final.

La posible uva podrida que pudo preocupar tras las lluvias, afecto a muy pocas parcelas  y por el contrario supuso un buen riego para otras a las que ayudo a engrosar el grano y rematar una buena maduración. Finalmente las bayas alcanzaron pesos y tamaños medios de otros años, pero los racimos menos cuajados en general. arrojaron finalmente una merma significativa de la producción final.

¿Problemas en bodega?. Como no. Destacable el muy alto grado de los blancos y algunas partidas tintas, sobre todo  a finales de vendimias. También algunos desajustes entre maduraciones alcohólicas y polifenólicas y como no también alguna superproducción, que no todas las viñas pasaron sed, para eso está el riego.

Una cosecha reducida, respecto a año anterior, en La Rioja, España ( “pedrisco”, “gota fría”) y Europa, lo cual permitirá enjuagar los excedentes que permanecen del año anterior. Habrá que confiar en la exportación, a pesar del Brexit y los aranceles USA, para colocar estos vinos con un mercado interior que permanece bajo y estancado.

Después todo, una cosecha de muy alta calidad, tal vez memorable. En bodega no se ha terminado, comienzan otras etapas. Y falta la segunda vendimia, la de los papeles, muchos papeles.

PD: No olviden mantener muy bonitas las ermitas, y que no falten flores, este año se la han ganado.

 

Blockchain y vino.

Blockchain, una palabra de moda que se cuela en muchos artículos, en especial en lo relacionado con criptomonedas, pero realmente ¿que significa? y ¿porque va a ser tan importante en un futuro próximo.

Esta es la explicación mas inteligible que he encontrado:

La cadena de bloques, más conocida por el término en inglés blockchain, es un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos de una red. En el caso de las criptomonedas, podemos pensarlo como el libro contable donde se registra cada una de las transacciones. Su funcionamiento puede resultar complejo de entender si profundizamos en los detalles internos de su implementación, pero la idea básica es sencilla de seguir.

En cada bloque se almacena:

  • una cantidad de registros o transacciones válidas,
  • información referente a ese bloque,
  • su vinculación con el bloque anterior y el bloque siguiente a través del hash de cada bloque ?un código único que sería como la huella digital del bloque.

Por lo tanto, cada bloque tiene un lugar específico e inamovible dentro de la cadena, ya que cada bloque contiene información del hash del bloque anterior. La cadena completa se guarda en cada nodo de la red que conforma la blockchain, por lo que se almacena una copia exacta de la cadena en todos los participantes de la red. A medida que se crean nuevos registros, estos son primeramente verificados y validados por los nodos de la red y luego añadidos a un nuevo bloque que se enlaza a la cadena.

Al ser una tecnología distribuida, donde cada nodo de la red almacena una copia exacta de la cadenase garantiza la disponibilidad de la información en todo momento. En caso de que un atacante quisiera provocar una denegación de servicio, debería anular todos los nodos de la red, ya que basta con que al menos uno esté operativo para que la información esté disponible.

Por último, dado que cada bloque está matemáticamente vinculado al bloque siguiente, una vez que se añade uno nuevo a la cadena, el mismo se vuelve inalterable. Si un bloque se modifica su relación con la cadena se rompe. Es decir, que toda la información registrada en los bloques es inmutable y perpetua. De esta forma la tecnología de blockchain nos permite almacenar información que jamás se podrá perder, modificar o eliminar.

Esta tecnología es aplicable a lo que se ha venido en llamar el internet de las cosas, por tanto también el internet de los vinos.

Así se ha creado el proyecto Tattoo Wine, la primera plataforma de blockchain del vino a nivel mundial, integrada por Blockchain Wine, la consultora EY y Bodegas Riojanas.

El objetivo de esta plataforma de ‘e-commerce’ es ofrecer proporcionar al cliente toda la información de la botella que está comprando o degustando a través de la tecnología que ofrece blockchain. Su propio nombre explica el concepto: Traceability (trazabilidad), Authenticity (autenticidad), Transparency (transparencia), Trade (comercio), Origin (origen) y Opinion (opinión).

Es decir, integrar gracias a blockchain todo el proceso del vino desde la vid hasta que se abre la botella: cultivo, recolección, envejecimiento, embotellado, transporte y comercialización. Que el cliente tenga pleno conocimiento del camino que ha tenido ese vino hasta su copa,”se podrá ver hasta cuántas horas lleva la botella en el restaurante”. Cada botella de vino tendrá grabado un código QR que será único gracias al cual los participantes podrán acceder a la información de cada botella.

Tattoo Wine empezará a comercializarse en septiembre en el mercado asiático, tras una inversión de 2.000 millones de dólares con inversores como SAP o FedEx para “promover el consumo en el mercado asiático y crear una cultura del vino a través de la eficiencia, transparencia y colaboración con una de las cartas de vino más amplia del mundo”.

Felicitamos  desde aquí a Bodegas Riojanas por ser pionera en esta nueva tecnología, que marca la tendencia de futuro.

The Wine Van

The Wine Van es una serie que pretende  acercar a los jóvenes al vino, en especial a los llamados millennials. En esta serie, Ian Chapman, el show runner de la serie, viaja en su autocaravana por España descubriendo los proyectos que cree interesantes para el público de su edad y difundirlos por televisión y redes sociales con un lenguaje cercano, entendible, fresco y joven.

Ian se hace preguntas muy básicas sobre el mundo del vino y le pregunta personalmente a los enólogos sobre la vendimia, las variedades de uva, la influencia del terruño, las barricas, la fermentación, el cuidado del viñedo, etc. Se trata de una serie divertida, cercana y con mucho humor que busca quitarle la etiqueta de elitista, caro y ajeno a los jóvenes a un producto que cuando lo conoces es apasionante.

La primera temporada se compone de doce capítulos, que ya fueron emitidos el año pasado en Amazon Prime Video, la plataforma de video bajo demanda líder en Estados Unidos.

En su primera temporada, The Wine Van pasó por diferentes bodegas de varias Denominaciones de Origen, como Ribera del Duero, Rueda, Toro, Bierzo y Tierra de León. Así participaron: Bodegas Arzuaga Navarro, Bodegas Protos, Bodegas Gordonzello, Bodega Numanthia, Bodega Teso La Monja, Bodegas Menade, Bodega San Román, Bodega Tomás Postigo, Bodegas Luna Beberide, Bodegas Verónica Ortega, Finca Torremilanos y Herrero Bodega.

Amazon Prime Video, emite la segunda temporada de The Wine Van a partir del 1 de junio en sus plataformas de Reino Unido y Estados Unidos. La tercera temporada, actualmente en fase de preproducción, será emitida también en su plataforma en Alemania dado el interés que manifiesta el mercado alemán por el vino español.

En la segunda temporada de The Wine Van Ian ha vivido la vendimia desde la perspectiva de una bodega (Bodegas Adriá), ha experimentado en sus carnes la fermentación (Bodegas Godelia), ha descubierto a qué se refieren cuando hablan de bodegas sostenibles (Campo Viejo) o como curran en una bodega familiar (Gaintza) se ha iniciado en el Jerez (Lustau), ha probado el Sparkling Wine (Vicente Gandía), y ha entendido el enoturismo en La Rioja y cómo se elabora el corcho con los amigos de Corchex. Y luego, sabiendo todo esto ha probado a irse con gente de su edad al desde Barcelona al Priorat (Perinet).

The Wine Van está grabada íntegramente en inglés, al ser una serie con un enfoque global y destinada a los jóvenes estadounidenses y británicos. También se podrá seguir a través de redes sociales en consonancia con las costumbres y el estilo de vida de los millennials.

Mil Ojos Producen trabaja ya en la producción de la tercera temporada, actualmente en fase de preproducción, con la mirada puesta en nuevas bodegas que se sumen al proyecto, que empieza a calar entre el público joven y que será emitida también en su plataforma en Alemania dado el interés que manifiesta el mercado alemán por el vino español.

En fin, una gran idea para mostrar nuestra cultura vitivinícola que será vista en los principales mercados del viño español y riojano.

Cosas que no son vino y se les llama como tal

“Siempre se ha dicho que antes se hablaba mejor, pero es que ahora es verdad”. Pancracio Celdrán, autor de numerosas obras acerca del lenguaje como Hablar bien no cuesta tanto, señala el turbio momento por el que atraviesa la lengua. Las razones son para él muy claras: por una parte, el cambio en la nomenclatura y forma de explicación de la gramática tradicional propició que los niños de hoy no se enteren de nada; y, por otro, la urgencia de las nuevas tecnologías lleva a los jóvenes a un empleo incorrecto de la lengua.

Respecto al uso de la palabra “vino”, la cosa tampoco pinta bien, habiendo mucho abuso y equivoco.

Según la RAE : vino

Del lat. vinum.

1. m. Licor alcohólico que se hace del zumo de las uvas exprimido, y cocido naturalmente por la fermentación.

2. m. Zumo de otras plantas o frutos que se cuece y fermenta al modo del de las uvas.

La verdad, es que esta definición tan ufana y pueril, no nos ayuda mucho al respecto, ya que el vino “no es un licor”, es decir una bebida “espirituosa obtenida por destilación, maceración o mezcla” y compuesta de “alcohol, agua, azúcar y esencias aromáticas”. Además podríamos afirmar que “tampoco es exacta”  porque considera que cocer es sinónimo de fermentar, y eso lleva a una innecesaria confusión.

Visto que no encontramos la solución en las LETRAS, vayámonos a la norma, que resulta bastante mas esclarecedora:

La Organización La Organización Internacional de la Viña y el Vino (www.oiv.int) define vino en su Código Internacional de Prácticas Enológicas como la bebida que resulta de “la fermentación alcohólica completa o parcial de la uva fresca, estrujada o no, o del mosto de uva”, y aclara que su grado alcohólico adquirido no puede ser inferior a 8,5. Por otro lado, la Unión Europea define vino como el producto obtenido “exclusivamente por fermentación alcohólica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva”. Y en España, la Ley 24/2003 de 10 de julio, de la Viña y del Vino, en su artículo 2 (Definiciones), apartado 2, punto e) define vino como: “El alimento natural obtenido exclusivamente por fermentación alcohólica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva”.

Ahora si que si, por tanto podríamos por tanto afirmar, que hay …..

Cosas que no son vino ….. y algunos se empeñan en llamarlas como tal.

.

Gik, el vino azul:

Es el primero que levanto la liebre en el sector y que cuenta con un historial que muchos quisieran (exportado a más de 25 países, más de 100.000 botellas vendidas, sentencia propia). Además se presento con chulería:

Una de sus máximas es “no vendemos vino a los puristas sino a los hijos de los puristas”

“Intenta olvidar todo lo que sabes sobre vino. Intenta desaprender las 60 denominaciones de origen de vino en España, las normas de servicio y todo lo que dijo aquel sumiller en un curso de cata al que te invitaron. Olvida las tradiciones y olvida que hablamos del líquido que representa la sangre de Cristo en misa. Ahora abre los ojos, ¿qué ves? Una bebida dulce, azul y con 11’5 grados de alcohol. Eso es Gïk” 

Este “vino blasfemo” que con tan buen pie comercial había comenzado, se topó con todo el rechazo del sector, siendo tal la ira de la industria enológica que tras mucha disputa consiguieron llevarles a tribunales. ¿La demanda? Dejar de llamar vino a su producto azul. Lo consiguieron a inicios del 2017, en la que el fallo de la justicia fue claro: “El término de ‘vino azul’ no se encuentra entre las 17 categorías de productos vitícolas mencionadas en el Anexo VII parte II del Reglamento 1308/2013 de 17 de diciembre de 2013. Lo más parecido es ‘vino’, pero no existe ‘vino azul”.

Con este revés les obligaron a renombrarlo como 99% vino, 1% mosto, perdiendo así toda la credibilidad, si es que alguna vez la tuvieron.

El debate está servido. La sentencia no deja lugar a dudas, el vino azul simplemente no es vino, es una bebida alcohólica…pero sigue habiendo polarización. Y discusión.

Eso si, este provocador producto, sobre el que ya postée anteriormente, no deja ser más que lo que es.

Hablando con mi amigo Frank del Bar “El canalla” de la Calle Laurel, me comenta lo siguiente:”Fui el primero que lo traje a la calle Laurel y lo he vendido como rosquillas, eso si no lo bebe ningún bebedor de vino habitual, sino chavales que lo suelen pedir para hacer postureo un selfys y ya no lo vuelven a pedir más en su vida. Eso si, con la tontería yo he vendido un montón de cajas”.

No contentos con esta  y excitados con las ventas, se abre el universo de la tontería:

Lágrimas de unicornio

  • Elaborado con lágrimas de unicornio real en un lugar secreto
  • Proceso de extracción de lágrimas natural (pendiente de patente)
  • 12% alcohol

 

 

 

Vino picante Bastarde

  • El vino picante Bastarde es sólo para paladares experimentados
  • Sin conservantes químicos, aceites o extractos artificiales
  • Elaborado con uva tinta garnacha en lo más profundo del infierno

 

 

 

Vino con té inglés

  • Uva tinta con té negro Earl Grey
  • Satisface las necesidades de los amantes del vino más exigentes
  • Contiene notas cítricas en un perfecto equilibrio de acidez y dulzor
  • Elegante mezcla de vino con té inglés

 

 

En una linea más seria, igualmente nos podríamos encontrar:

‘Pured 613’

Un grupo de emprendedores de Elche (Alicante) ha creado el primer vino espumoso de granada mollar producido en España, en el que se conservan todas las propiedades saludables de una fruta que, en esa variedad, destaca por su sabor y los múltiples usos que tiene en el mundo de la gastronomía.

En este caso, si nos ceñimos a la acepción que nos da el RAE,

(2. m. Zumo de otras plantas o frutos que se cuece y fermenta al modo del de las uvas.), podría considerarse “vino” como bueno, pero no legalmente dado que el vino debe de provenir de uvas. Que curiosidad.

Tampoco, sería vino lo siguiente:

Ya conocíamos el milagro de convertir el agua en vino, pero lo que aún no sabíamos es que algún día podía hacerse realidad. Es más o menos lo que ha conseguido la bodega gallega Líquido Gallaecia, con sede en Cerdedo-Cotobade (Pontevedra), quien gracias a una colaboración con  el CSIC) ha elaborado una bebida de agua enriquecida que “aunque sabe a vino no engorda ni tampoco emborracha porque ni tiene casi calorías ni lleva una gota de alcohol”.

Eso si la RAE también tiene aciertos, por el momento para “chatear”, el único significado que contempla es el mismo de siempre: “Beber chatos (vino)”.

 

.

Dedicado a mi amigo Olleta, principal cruzado en esta lucha por el bien hablar.

2018 – Una vendimia para viticultores y enólogos

Hola como siempre, para San Mateo me gusta postear algo sobre la vendimia que nos ocupa. Alguno dirá, “Muy bien, cuando se le ven los huevos, es macho”. Pero como suelo apuntar, Septiembre es el que corta el bakalaó, por lo que no es necesario jugar a ser Rappel desde Julio.

Después de un otoño-invierno de sequía absoluta, que hizo peligrar hasta el agua  de boca, nos vino una primavera con un inicio de verano donde se puso a llover como no nos acordábamos. La viña, en general, broto muy lenta y muy cargada de racimos, retrasándose la floración. Las lluvias y tormentas se prolongaron hasta finales de Julio, con alguna que otra granizada, por lo que el mildiu hizo su aparición, si bien no ocasiono muchos daños dada la profesionalidad de nuestros viticultores en el uso de fungicidas. Que este año la uva se preveía cara, así que no se escatimo en gastos.

Con esta situación, el envero retraso sus fechas habituales hasta 4 semanas en muchas parcelas. La viña, con reservas suficientes de agua y un Agosto benigno, llevo su abultada cosecha para delante e incluso igualo algo el retraso de cosecha existente en las viñas más equilibradas de carga.

Ahora Septiembre la está terminando de liar, temperaturas por encima de los 30ºC, con noches templadas y salpicado con varias tormentas violentas y caudalosas. Cualquier aficionado a la micología nos diría, “Este año, huele a setas”.

Así estamos, la maduración esta muy tardía para lo acostumbrado en estas fechas, algunos agricultores han optado por tirar toneladas de uva al suelo, aun de forma tardía, pero muchas viñas siguen muy cargadas y la botrytis llama a nuestra puerta, máxime vista la experiencia de como se ha cebado en el Sur de la península.

Nos viene una vendimia, de andar listos para los recados; los viticultores deberán de mantener nervios de acero y seguir las pautas de los enólogos, que deberán estar muy al tanto de la situación de cada viñedo. Hay que intentar cortar las uvas en el mejor momento posible.

Pero como todos los planes no saldrán bien, los enólogos tendrán que enfrentarse con algunas uvas muy “especiales”, son de prever bajas graduaciones y uvas podridas. Así que habrá que echar mano de la tecnología y hacer lo que podamos. Así que junto con los vendedores de fitosanitarios, los de productos enológicos también van a tirar buen año.

Bueno, se me quedan cosas en el tintero: normativa, precios, ventas, etc. Pero los dejo para otro rato, que se acerca la hora del vermut y debemos celebrar el santo, como manda la tradición.

Que no nos pase nada.

 

 

Archivos

OTROS BLOG

Aceite de la Rioja

INSIGNIAS

embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge embed_badge